Huelga de Ryanair

Huelga de Ryanair: los tripulantes de cabina en España convocan paros los días 8, 10 y 13 de enero

ryanair
Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) de Ryanair durante una protesta en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas (Foto: Getty)

Los TCP de Ryanair en España convocan tres jornadas de huelga tras fracasar la negociación con la compañía en el SIMA

Los sindicatos Sitcpla y USO reclaman una mejora de las condiciones laborales de los TCP y la aplicación de la legislación española

Los Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) de Ryanair en España comienzan el 2019 con nuevas jornadas de paros. Los próximos días 8, 10 y 13 de enero, los 1.800 tripulantes de la compañía aérea que operan en nuestro país están convocados a la huelga.

Tras fracasar la negociación en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), donde se abordaba -una vez más- una posible mejora de las condiciones laborales de los trabajadores y la aplicación de la legislación española en la contratación de los empleados, los sindicatos Sitcpla y USO han decidido convocar tres jornadas de paros.

La equiparación de las condiciones de todos los tripulantes de cabina -independientemente de la caducidad del contrato- pasa también por la supresión progresiva de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT), Crewlink y Workforce, mediante las cuales Ryanair contrata a parte de sus empleados bajo la ley irlandesa. Según las fuentes sindicales, ambas compañías son "utilizadas por la empresa para mantener contratados en fraude de ley a la mayoría de los tripulantes de cabina con los que opera en España".

A efectos prácticos, la situación de los trabajadores temporales se traduce en que, pese a que operen en bases españolas, sus contratos son irlandeses. Esto implica que no se aplique la legislación española: concretamente, el artículo 43 el Estatuto de Trabajadores sobre la cesión ilegal de empleados y reconocimiento de sus antigüedades a través de las agencias de empleo temporal, según explican estos candidatos.

La problemática se ha agravado durante los últimos meses después de que la Seguridad Social de Irlanda haya observado el ‘gazapo’ de Ryanair: varios trabajadores temporales, de baja por maternidad o enfermedad o con una excedencia ‘forzosa’ por el cierre de una base han quedado fuera del sistema irlandés porque el organismo "entiende que no es una interrupción breve, sino significativa y les dejan desamparados”, explican fuentes sindicales a este periódico.

El pasado mes de octubre, Ryanair se comprometió con sus empleados a realizar contratos bajo la legislación española y a que procediesen al pago de los impuestos en España. Sin embargo, a días de acabar el año, aún no ha dado un paso hacia adelante.

La aerolínea irlandesa cedió y aceptó las peticiones tanto de pilotos como de personal de cabina y advirtió que "la transición no era simple y llevará tiempo”.

Lo último en Economía