La hamburguesería favorita de Obama se expande en Madrid: Five Guys abre su sexto local

Five Guys
Daniel Agromayor, director general de España y Portugal de Five Guys (Foto. FG)

Five Guys es una compañía de hamburguesas muy americana y ahora también muy presente en España. Al llegar al local madrileño cerca de la Plaza Mayor, empujo la puerta y suena la BSO de ‘Pretty Woman’. No creo que haya nada más americano que la cinta protagonizada por la novia de América -Julia Roberts- en un local donde se sirven hamburguesas elaboradas con ingredientes top y bien frescos.

Daniel Agromayor, director general de Five Guys en España y Portugal, sale a mi encuentro con polo rojo y gorra del mismo color. Me asombro, es la primera vez que un alto directivo de una compañía multinacional me recibe sin corbata y sin traje.

Five Guys nace a finales de los años 80 en Arlington (Virginia) de la mano de Janie y Jerry Murrel. Empresarios fundadores y padres de cinco hijos -de ahí el nombre-: Matt, Jim, Chad, Ben y Tyler. “Es curioso”, comenta Agromayor, “pero el primer restaurante que abrieron fue gracias al préstamo de varios amigos, ahora todos ellos también han ganado dinero. Usaron el crowdfuding cuando aún no se llamaba así”.

Agromayor es enérgico y risueño, cree en lo que hace y, lo más importante, se nota que cree en el equipo que ha conformado en España. Desde que abrieron, el día de Halloween de 2016, ha habido colas en su local de Gran Vía. “Tenemos algo único que nos hace distinto”, explica el director general. “No sólo unos ingredientes inmejorables, sino también la esencia de ser una gran empresa que, al final, aunque estamos en todo el mundo, sigue siendo familiar”.

Agromayor, que salta de lo puramente empresarial a la anécdota personal, relata que en el mes de diciembre vinieron Jerry y Janie a España a ver los restaurantes y “cuando llegamos al restaurante de Parquesur, la fundadora se puso a llorar de la emoción”. Al contarlo, aún se le ponen los pelos de punta, “me tenía agarrado del brazo y me dijo: “Wait a minute, please". En ese momento se puso las gafas de sol porque nos estaban esperando todos los empleados, estaba muy emocionada”.

La hamburguesería favorita de Obama se expande en Madrid: Five Guys abre su sexto local

“Todo esto”, prosigue el directivo bilbaíno, “le da un halo mágico a la marca y por eso creo que sigue habiendo colas. Además, el boca a boca nos funciona muy bien”. Defiende, y así lo expresa, que “el espíritu familiar lo impregna todo. Creo, además, que ellos jamás se hubieran imaginado el potencial y los fans que iban a tener fuera de EEUU”.

"Creo que los fundadores de Five Guys jamás se hubieran imaginado el potencial y los fans que iban a tener fuera de EEUU"

Ni tampoco imaginaban seguramente que Barack Obama, expresidente de EEUU, comiera una de sus hamburguesas y las pusiera en la lista de deseos gastronómicos de cientos de ciudadanos en todo el mundo. Esa publicidad presidencial no tiene paragón, para qué negarlo.

Tras su desembarco hace apenas un año y medio, Five Guys apuesta por España de manera decidida y fuerte. Este mismo lunes abre su sexto restaurante en la región madrileña y pronto se estrenará en la Plaza de Santa Ana. En total, la compañía tendrá siete restaurantes en Madrid, con una media de entre 50 y 60 empleados en cada uno de ellos, aunque el caso de Gran Vía la cifra es algo más excepcional y la plantilla asciende a 100 trabajadores.

En este momento, a nivel mundial, Five Guys tiene 1.549 restaurantes abiertos y tienen en mente estrenarse en Portugal. Aún no han comenzado las gestiones en el país luso porque “tenemos que encontrar un local ubicado tan bien como el de Gran Vía en Oporto o Lisboa para que la gente nos conozca”.

Five Guys
Five Guys (Foto. FG)

Cada uno de los locales de Five Guys crea entre 50 y 60 empleos, aunque en Gran Vía, por ejemplo, la plantilla es de 100 personas

“No olvides”, me recuerda, “que no hacemos publicidad, ni marketing, ni invitamos a políticos a cortar la cinta de nuestras inauguraciones. Tenemos que estar en las calles de mayor afluencia”.

Insisto en preguntarle por cifras, pero Agromayor no suelta prenda. “No queremos que se nos conozca por la inversión o la facturación. No hablamos cifras porque no queremos que se nos reconozca por eso. Queremos hablar de nuestra gente”, aclara.

"Buscamos zonas de gran afluencia porque no hacemos publicidad, ni tampoco invitamos a los políticos a cortar la cinta"

En 2016, que acababan de llegar, no paraban de preguntar a Five Guys por el siguiente restaurante, pero “solo teníamos firmado el local de Gran Vía, no sabíamos cómo iba a responder la gente, si iba a querer pagar más por un producto fresco. No damos wifi ni tampoco promociones”.

Nueve meses más tarde Five Guys llegó a Parquesur, en Leganés -Madrid-, y, “aunque nos dijeron que no funcionaría porque no hay turistas, debo decirte que el balance es terriblemente positivo”. Eso les animó a seguir adelante con la expansión, con la inercia, decidieron firmar otros dos locales más en la capital, uno en Madrid Río y otro en La Gavia.

Más tarde la ruta fue ir de Madrid a provincias. En Granada abrieron el pasado mes de marzo, “un lugar al que me hacía mucha ilusión llegar” porque se trata de “una región donde realmente hay un problema de paro importante y crear entre 50 y 60 empleos es muy edificante”.

Señala que “me encanta crear empleo en una organización donde, además, los empleados se pueden desarrollar”. Me enumera los nombres de los encargados de los Five Guys que ha abierto en España como si de su propia familia se tratara.

"Duermo bien porque creo que las cosas se están haciendo bien, estoy satisfecho y orgullo de lo que hace nuestro equipo"

Curiosamente, el encargado -que viste camiseta negra como los ‘jefes, jefes’– del local de la calle Toledo, cerca de la Plaza Mayor, fue el encargado de formar a Agromayor en Reino Unido durante meses. “Un español que estaba allí buscándose la vida y con el que compartí varios meses en la plancha haciendo hamburguesas”, comenta el director general.

“En Londres conocí a muchos españoles con mucho talento y me vine a abrir Gran Vía a España como el flautista de Hamelín porque me traje a 27 personas”, relata. “Hoy más de la mitad de ellos son gerencia, tienen un contrato fijo, un bono y un sueldo muy bueno. Y eso es lo que más contento y orgulloso me pone”, sentencia Agromayor.

Ahora, con las nuevas aperturas del Paseo de la Castellana y el nuevo de la Plaza de Santa Ana “somos más de 400 empleados indefinidos en España. ¡Imagina con la responsabilidad con la que me voy a la cama!”, exclama sin disimulo. No obstante, reconoce, “duermo bien porque creo que las cosas se están haciendo bien, estoy satisfecho y orgullo de lo que hace nuestro equipo”.

Lo último en Economía