Pensiones

El Gobierno no culminará hasta 2024 la reforma de la Seguridad Social pese a la alarma en las pensiones

Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), conversa con la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio (d), durante la sesión de control al Gobierno.

La única medida que Pedro Sánchez sí que contempla a corto plazo implica eliminar las deducciones en el IRPF a los planes de pensiones privados, tal y como adelantó OKDIARIO.

La Agenda del Cambio, la hoja de ruta que presentó el Gobierno a comienzos de año y que servirá de guion a Pedro Sánchez para las reformas estructurales que impulsará en el ámbito económico durante la próxima legislatura, deja en último lugar la reforma de las pensiones, a pesar de que es uno de los problemas más acuciantes a los que se enfrenta la economía española.

Los últimos datos son especialmente preocupantes. El gasto en pensiones contributivas se ha disparado en junio un 7% frente al mismo mes del año 2018, alcanzando la cifra récord de 9.644 millones de euros, según las estadísticas publicadas por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

El calendario en el que se explican las medidas que se pondrán en marcha en los próximos ejercicios contempla que la reforma del sistema de la Seguridad Social no se terminará hasta 2024, dentro de cinco años. El resto de las medidas sí que tienen previsto anunciarse y culminarse entre 2019 y 2020. De hecho, muchas de las reformas ya se encuentran en tramitación parlamentaria. Sólo hay otra medida que el Gobierno posterga varios años: la de la inversión en tecnologías prioritarias. No tiene previsto culminarse hasta 2023.

El Gobierno no culminará hasta 2024 la reforma de la Seguridad Social pese a la alarma en las pensiones

Este retraso a la hora de poner en marcha la reforma de uno de los pilares del Estado del Bienestar contrasta con la urgencia que le otorga el propio Ejecutivo a la reforma de las pensiones en el documento: “Hay que garantizar la sostenibilidad a largo del plazo del sistema de Seguridad Social, eje de nuestro Estado de Bienestar, y hacerlo a través de medidas equilibradas y socialmente sostenibles”. Según la Agenda del Cambio del Gobierno, “en los últimos años, ha habido un uso intensivo de los recursos del Fondo de Reserva por la pérdida de ingresos del sistema de Seguridad Social”.

Para el Ministerio de Economía que dirige Nadia Calviño, “las reformas del sistema de Seguridad Social requieren de amplios consensos sociales y políticos para que sean sostenidas en el tiempo”. Economía considera que la Comisión del Congreso para el Seguimiento del Pacto de Toledo y el diálogo social proporcionan el marco óptimo para abordar este proceso. No obstante, la falta de una mayoría clara en el Parlamento dificultará los acuerdos y las negociaciones con los empresarios y los sindicatos se han ralentizado durante el periodo electoral.

En la actualidad, el Pacto de Toledo se encuentra totalmente parado, sin ningún plan de trabajo ni ningún punto de partida, después de que las negociaciones entre las distintas formaciones políticas saltaran por los aires a comienzos de 2019.

La única medida que Pedro Sánchez sí que contempla a corto plazo implica eliminar las deducciones en el IRPF a los planes de pensiones privados, tal y como adelantó OKDIARIO, a pesar de que los expertos consultados por este diario consideran que los planes de pensiones privados serán imprescindibles en el futuro para que los españoles puedan mantener su poder adquisitivo cuando se jubilen. De hecho, remarcan que habría que incentivarlos.

Los desafíos pendientes en las pensiones

La esperanza de vida en España ha batido todos los récords en 2018 y se sitúa ya en 83 años y dos meses: casi 86 años en el caso de las mujeres y 80,5 en el de los hombres. Al mismo tiempo, la tasa de fecundidad de las mujeres en nuestro país está en mínimos históricos: 1,25 hijos de media, 1,19 hijos en el caso de las mujeres españolas -las extranjeras, 1,63-.

Así lo reflejan los datos hechos públicos recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que sitúa el número de nacimientos en España el año pasado en el mínimo desde hace décadas: sólo nacieron 369.302 niños en 2018 frente a los 519.779 de 2008.

El propio presidente de la Airef, José Luis Escrivá, ha asegurado que las pensiones “es un problema a medio y largo plazo significativo, pero que es manejable si se toman a tiempo las medidas adecuadas y si se profundizan en las reformas paramétricas de los últimos años”.

Lo último en Economía

Últimas noticias