Batalla fiscal

El Gobierno anuncia una rebaja fiscal tacaña para las rentas bajas y exprime a ahorradores y empresas

Ver vídeo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El Gobierno ha anunciado este jueves una rebaja muy reducida de los impuestos para las rentas bajas, mientras que elevará notablemente los impuestos a las rentas del ahorro y a las empresas, ambas motor de la inversión y de la creación de empleo. Y ha renunciado a otras medidas de mayor calado, como la deflactación del IRPF para adaptarlo a la inflación o la bajada del IVA para la cesta de la compra.

Así, estima que recaudará 5.643 millones en dos años con las subidas mientras que las rebajas sólo tendrán un impacto de 2.357. Las nuevas medidas incluyen, por el lado de las subidas, el famoso impuesto a ‘los ricos’, llamado «impuesto de solidaridad», un incremento de la tributación de la base del ahorro a partir de 200.000 euros y la limitación al 50% de la compensación de las pérdidas de las filiales de grandes empresas.

En el lado de las rebajas, ampliará las reducciones del trabajo, que ahora podrán aplicarse quienes ganen hasta 21.000 euros frente a los 18.000 anteriores, y el mínimo exento a 15.000, como adelantaba esta mañana OKDIARIO. Asimismo, reducirá la tributación de las micropymes del 25% al 23%, y ampliará ligeramente las deducciones de los autónomos. Estas son las medidas anunciadas:

«Impuesto de solidaridad»

Finalmente, el impuesto a «los ricos» se aplicará sólo a patrimonios netos superiores a 3 millones. Pese a ser exigido por Podemos, este partido pretendía que se impusiera a partir de 1 millón. Gravará con un 1,7% los patrimonios entre 3 y 5 millones, con el 2,1% entre 5 y 10 millones, y con el 3,5% por encima de 10 millones. El impacto recaudatorio que estima el Gobierno será de 1.500 millones, con unos 23.000 contribuyentes afectados. Como se esperaba, este tributo pretende anular las bonificaciones del Impuesto de Patrimonio de Madrid y Andalucía, por lo que lo que se declare por Patrimonio en el resto de regiones será deducible al 100% en el impuesto de solidaridad.

Subida de la tributación del ahorro

Se sube el tipo para las plusvalías del 26% al 27% para cantidades superiores a 200.000 euros, y al 28% si superan los 300.000. Esta medida también ha sido impulsada por Podemos pero se queda por debajo de las aspiraciones del partido morado, que pretendía una subida a partir de 140.000 euros. Habrá 17.814 afectados y recaudará 204 millones.

Aumento de la reducción por trabajo

Esta es la principal rebaja anunciada para las rentas más bajas y, como se temía, tendrá un impacto bastante reducido en la recaudación: 1.881 millones en dos años. Consiste en ampliar de 18.000 a 21.000 el salario bruto que se puede beneficiar de esta reducción, aunque la ministra María Jesús Montero no ha detallado si la reducción se mantendrá como está actualmente o se mejorará.

Según los cálculos de Hacienda, un trabajador sin hijos que gane 18.000 euros logrará un ahorro de 746 euros al año. Por otro lado, eleva el mínimo exento de 14.000 a 15.000 euros para «acompasarlo a la subida del salario mínimo» adoptada por el Gobierno.

Rebajas a autónomos y pymes

También habrá algunas medidas para estos colectivos. Para los autónomos, se rebaja un 5% el rendimiento neto de los módulos (cuya desaparición se aplaza un año más) y se eleva del 5% al 7% la reducción para gastos deducibles de difícil justificación para los que tributen en estimación directa simplificada. Entre las dos medidas, el beneficio para los autónomos será de sólo 184 millones.

Para las pymes, Montero ha anunciado una rebaja del tipo del Impuesto de Sociedades del 25% al 23% pero sólo para las microempresas (facturación inferior a 1 millón). Beneficiará a unas 407.000 empresas con un impacto de 292 millones.

Prohibido compensar pérdidas

Finalmente, la medida con mayor impacto recaudatorio (2.439 millones) será la limitación al 50% de la compensación de bases imponibles negativas de filiales en pérdidas en el Impuesto de Sociedades. Las empresas podían deducirse estas pérdidas pasadas para reducir el beneficio del grupo consolidado total. Ahora no podrán hacerlo más que en un 50% en 2023, lo que implica que el beneficio de las grandes empresas va a ser mucho mayor este año; y con él, su declaración del impuesto.

Ahora bien, se trata de un aplazamiento, no se pierde el derecho; es decir, es pan para hoy y hambre para mañana, porque podrán recuperar esa deducción en 2024.

IVA de la higiene femenina

Aunque no estaba dentro de la presentación ni se ha ofrecido ninguna cifra de impacto, Montero ha añadido que también se bajará el IVA de los productos de higiene femenina del 10% al 4%. Pero no se extenderá a las peluquerías y los veterinarios, como pedía Podemos, ni mucho menos a los alimentos básicos como ha propuesto Alberto Núñez Feijóo.

Lo último en Economía

Últimas noticias