DIA

Fridman exige concesiones a la banca y una nueva línea de crédito de 170 millones adicionales

El millonario ruso Mikhail Fridman, primer accionista de DIA con el 29% del capital, ha pedido a la banca acreedora una nueva línea de crédito de 170 millones de euros, adicionales a los 145 millones ya otorgados por las entidades a la empresa en el pacto acordado con el Consejo, dentro de las negociaciones para cerrar un pacto de refinanciación de la deuda.

DIA
Mijail Fridman, propietario de DIA.

Así está reflejado en el folleto de la OPA voluntaria presentada por Fridman y que este jueves ha recibido luz verde de la CNMV. Según ha anunciado la compañía, el calendario más probable del periodo de aceptación de la oferta será del 1 al 23 de abril. La operación está condicionada a que acuda un mínimo del 35% del capital que no controla.

La OPA voluntaria de Fridman a 0,67 euros es una de las dos condiciones para que el ruso cubra la ampliación de capital de 500 millones de euros, aprobada en la Junta de Accionistas del 20 de marzo. La otra condición es que el ruso pueda alcanzar un acuerdo de refinanciación de la deuda con la banca acreedora, liderada por Santander y BBVA. La deuda asciende a 1.700 millones de euros.

Según explica el ruso en el folleto, ya se ha reunido en varias ocasiones con las entidades y les ha hecho llegar su propuesta de refinanciación. En esa propuesta, Fridman exige a la banca una nueva línea de confirming de 170 millones de euros «que se sumarían a los 145 millones ya otorgados en la financiación proporcionada por los bancos acreedores a la Sociedad».

Fridman utilizaría esta efectivo para las «necesidades de liquidez» de la compañía durante los cinco años de su Plan de Transformación de la empresa, periodo en el que no espera obtener beneficios. Incluso recuerda que en los dos primeros años, la situación financiera de la empresa empeorará. No tiene previsto dar dividendos tampoco este año, en línea con 2018, y tampoco se compromete a repartirlos en el futuro.

Según Fridman, esas líneas de crédito adicionales servirán para que la ampliación de capital de 500 millones pueda cubrir el pago de la primera emisión de bonos, que vence el 22 de julio, y que asciende a 305 millones. Fridman explica que los bonos se pagarán, las tres emisiones, en tiempo y forma.

Concesiones

Además de la nueva línea de confirming, Fridman exige nuevas concesiones a la banca. La primera, como ya pactaron con el Consejo, extender todas las obligaciones de pago de deuda a marzo de 2023. La deuda referida son 913 millones de euros y recuerda que «no es necesaria» una quita para alcanzar el acuerdo.

En segundo lugar, la liberación de los covenants durante los cinco años del Plan de Transformación para dar más margen de actuación financiera a la compañía. Tercero, que la empresa no tenga la obligación de amortizar anticipadamente deuda con fondos obtenidos en ampliaciones de capital.

Por último, el millonario ruso exige las mismas condiciones de tipos de interés a la banca que a otras compañías con la misma deuda y que no ejerza sus derechos derivados de las cláusulas de cambio de control de la compañía.

Con estas condiciones, Fridman espera llegar a un acuerdo con la banca antes de que se cumplan los dos meses que marca la ley para restablecer el equilibrio patrimonial de la empresa, el 20 de mayo. Al margen de las peticiones, las dos partes están condenadas a entenderse.

Despidos

Además de las condiciones a la banca, el millonario ruso explica en el folleto de la OPA que no tiene previsto cerrar más tiendas ni despedir a más empleados de los anunciados por el Consejo en el ERE. Tampoco vender más activos de la empresa, al margen de los anunciados también por el Consejo, Clarel y Maxi Dia.

Lo último en Economía

Últimas noticias