TENDRÁ QUE SALIR DEL GOBIERNO

Francia y Alemania respaldan a Rajoy para que Guindos pueda ser vicepresidente del BCE en junio

Luis de Guindos
Luis de Guindos. (Foto: EFE)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya tiene el respaldo oficial de Alemania y de Francia para que designe al nuevo vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) que sustituirá al portugués Vitor Constancio en el primer semestre de 2018. El favorito para ocupar el puesto es el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ahora que se ha confirmado que el nuevo presidente del Eurogrupo no será un español.

Según indican fuentes comunitarias, tanto Emmanuel Macron como Angela Merkel apoyan el nombramiento del ministro español para ser el número dos de Mario Draghi al frente del organismo monetario. Hasta hace 24 horas existía la posibilidad de que optara al puesto de Dijsselbloem al frente del Eurogrupo, pero tras descartarse esta opción las puertas del BCE se abren para Luis de Guindos.

Fuentes conocedoras del proceso señalan a OKDIARIO que Rajoy todavía no ha tomado la decisión de presentar la candidatura de Luis De Guindos –algo que deberá hacer el próximo febrero– ya que la incorporación del ministro al BCE implicaría de forma automática su salida del Ejecutivo. Es decir, que el presidente del Gobierno tendría que nombrar otro ministro de Economía, o bien fusionar la cartera con la de Hacienda como sucedió en Legislaturas anteriores. Rajoy, por eso, podría intentar buscar otro candidato distinto a Guindos.

La necesidad de realizar una crisis de Gobierno –aunque pudiera limitarse al cambio de cromos en el Ministerio de Economía– es el único obstáculo que separa a Guindos de la institución monetaria. De esta forma, un español volvería al máximo órgano del organismo supervisor tras la salida de José Manuel González de Páramo en 2012. Desde hace cuatro años y medio se viola el pacto no escrito entre Alemania, Francia, Italia y España para tener representación en la máxima autoridad monetaria europea.

OKDIARIO ya avanzó el pasado 30 de marzo que Guindos podía optar a entrar en el BCE, lo que cumpliría una de sus ambiciones personales: tener un puesto de responsabilidad en un organismo internacional.

De hecho, Luis de Guindos aceptó continuar como ministro de Economía en el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy (y no convertirse en vicepresidente aglutinando también las competencias de Hacienda) porque el presidente del Gobierno prometió promocionarle para un cargo en una institución internacional, preferiblemente europea.

Rajoy ha manifestado en varias ocasiones a las autoridades comunitarias su deseo de que un español volviera al BCE, bien como vicepresidente tras la salida de Constancio, o en la presidencia del comité de supervisión de la autoridad monetaria que ahora ocupa la francesa Danièle Nou, y cuyo mandato termina a finales de 2018.

Si Rajoy da el paso y propone a Luis de Guindos, el español  llegaría al BCE en un momento en el que la institución monetaria comenzaría a plantearse una subida de los tipos de interés, que en la actualidad se encuentran en el 0%. El consejo de gobierno de la autoridad monetaria prevé retomar la senda alcista en 2019.

Últimas noticias