Caso Bankia

La Fiscalía acusa de falsedad contable a varios procesados por Bankia y pide 8,5 años para Rato

La fiscal Carmen Launa asume parte de los criterios de la acusación de Andrés Herzog y extiende el delito de falsedad contable a varios acusados, entre ellos Francisco Celma (Deloitte), el exministro Ángel Acebes y el interventor de Bankia Sergio Durá.

Vídeo: Europa Press

Tras casi seis meses de declaraciones de acusados, testigos y peritos, la Fiscalía Anticorrupción ha visto claro que hay que añadir un delito más a Rodrigo Rato, a José Manuel Fernández Norniella, Francisco Verdú e Ildefonso Sánchez Barcoj, los únicos cuatro acusados por el Ministerio Público en el juicio por la salida a bolsa de Bankia.

Se trata del delito de falsedad contable, con el que se acusa a los cuatro directivos que había acusados de estafa anteriormente citados, y también a diez personas más que hasta ahora sólo estaban acusadas por las acusaciones populares. Directivos de primer nivel como el socio auditor de Deloitte Francisco Celma, el interventor de Bankia, Sergio Durá, y el exministro Ángel Acebes, para los cuales el fiscal Alejandro Luzón, que llevó la instrucción del caso, no observaba el delito de estafa, que tan sólo era includo por la Confederación Intersindical de Crédito (CIC) y las acusaciones populares.

Con esta extensión de la acusación, se suma otro tipo penal al de estafa a los inversores que ya existía, y se piden 8 años y medio de prisión para Rato, que ya está en la cárcel.

Este hecho supone un éxito de la acusación popular llevada por la CIC de Andrés Herzog, que solicitaba 12 años de prisión más una serie de multas para Bankia, BFA y el auditor Deloitte, también acusados los tres en el procedimiento como personas jurídicas.

Con esta decisión de la Fiscalía Anticorrupción se complica el futuro judicial de la mayoría de principales directivos que se sientan en el banquillo, ya que incluso intentaron hacer uso de la ‘doctrina Botín’ para salir del juicio al estar acusados tan sólo por la acusación popular y no por el Ministerio Público.

Baile de acusaciones

La Fiscalía ha cambiado las acusaciones respecto a las observadas en noviembre, tal y como indicó que haría y tras escuchar a los acusados, los peritos y los testigos. Para José Luis Olivas, presidente de Bancaja en la época de la fusión y segundo de Rato en Bankia, pide cinco años de cárcel frente a los cuatro anteriores. Para Norniella, la mano derecha de Rato, pide entre cinco y seis frente a los tres anteriores al demostrarse que era una de las personas con más responsabilidad en el banco. Para Paco Verdú, por su parte, que fue absuelto del caso de las ‘tarjetas black’ al no haberse beneficiado de las mismas.

Por otra parte, pide dos años para Celma, entre uno y dos para Durá y lo mismo para Soria Navarro. Fuera de estos directivos, también acusa a los exconsejeros Pedro Bedía (un año de prisión o multa), José Rafael García Fuster (un año o munlta), Araceli Mora (lo mismo) y Remigio Pellicer (lo mismo).

Avisó en noviembre

Nada más iniciarse el juicio con las cuestiones previas el pasado noviembre, la fiscal Carmen Launa ya avisó de que ampliaría posiblemente los delitos observados: "la situación de Bankia y BFA fue conscientemente ocultada con el motivo de viciar la decisión de los inversores". Por ello, indicaron, iban a avisar de un "delito de falsedad contable de artículo 290 segundo del código penal".

Lo último en Economía

Últimas noticias