Deuda pública

El éxito de la subasta de bonos hace retornar la confianza inversora a Grecia

El éxito este martes de la primera subasta de bonos griegos con vencimiento a diez años desde que el país entró en la era de los rescates en 2010 muestra que la economía de Grecia ha empezado a recobrar la confianza de los mercados y facilita las perspectivas de financiación de las empresas.

Grecia-Tsipras
Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia (Foto: Getty)

Según anunció la Bolsa de Atenas, el Tesoro colocó 2.500 millones de euros, la misma cantidad que el 29 de enero, en la subasta con vencimiento a cinco años de Grecia.

La demanda alcanzó los 11.800 millones de euros -más de cinco veces por encima de la oferta inicial- y el tipo de interés final quedó en el 3,90 %, claramente por debajo del 4,125 % al comienzo de la subasta.

"El país ha salido a los mercados en condiciones mucho mejores que en la última emisión antes de la entrada en los memorandos, y eso es una señal de esperanza y de perspectiva, de que el país pasa página", comentó el primer ministro, Alexis Tsipras, en el Parlamento.

La última emisión de bonos a diez años tuvo lugar el 4 de marzo de 2010, cuando Grecia colocó 5.000 millones de euros a un tipo de interés del 6,25 %.

El alto rendimiento de la subasta y el incremento abrupto de la prima de riesgo, que se disparó de los 346 puntos básicos el 2 de abril de 2010 a los 610 a finales de ese mismo mes, obligaron al primer ministro socialista Yorgos Papandreu a pedir a la Unión Europea (UE) un programa de asistencia financiera.

El éxito de la subasta afecta positivamente a las emisiones de bonos de empresas griegas, pues reduce el coste de su financiación.

Más de una decena de empresas y bancos preparan sus propias emisiones, que tendrán como referencia el rendimiento de la de este martes.

La compañía aérea Aegean Airlines lanzó una subasta de bonos a siete años por un total de 200 millones de euros, que concluye el 7 de marzo.

El éxito de la emisión del bono a diez años estuvo precedido de la reducción de su rendimiento en el mercado secundario -del 4 % a finales de enero ha llegado a bajar esta semana al 3,60 %-.

A ello se añade la mejora de la nota crediticia por parte de varias agencias calificadoras. La última, Moody’s, dejó el rating de la deuda soberana en B1, dos peldaños por encima que en su anterior examen.

La de hoy ha sido la segunda salida a prueba exitosa de Grecia a los mercados desde el final del rescate, en agosto del año pasado.

En la subasta del bono a cinco años el 29 de enero, la demanda ascendió a 10.000 millones de euros -cinco veces por encima de la oferta- y el rendimiento quedó en el 3,60 %.

Con estas dos subastas se ha cubierto más del 70 % % de los 7.000 millones de euros que la Autoridad de Gestión de la Deuda Pública (PDMA) espera colocar en 2019 en una serie de salidas a prueba a los mercados.

"Fue un paso positivo en el largo proceso de la vuelta a la normalidad", comentó a Efe una fuente de PDMA.

Según la citada fuente, la decisión de colocar 2.500 millones de euros en vez de los 2.000 inicialmente ofrecidos se debe al elevado interés por parte de los inversores.

Grecia tiene actualmente una reserva financiera de 33.000 millones de euros, por lo que no tiene necesidad imperiosa de recurrir a los mercados.

En el mercado secundario el tipo de interés del bono heleno a diez años se situó en el 3,70 %; el italiano en el 2,71 %; el español al 1,16 % y el portugués al 1,46 %

Lo último en Economía

Últimas noticias