El Estado gana 2.300 millones con sus inversiones en Bolsa

correos
Sede de la SEPI en Chamartín, Madrid.

Las inversiones en Bolsa del Estado van viento en popa. Las siete participaciones que ostenta solo se ven lastradas por IAG y Airbus, que retroceden un 44 y un 20% en lo que llevamos de año respectivamente. Sin embargo, apenas acarrean unas pérdidas de 425 millones de euros, frente a las ganancias de más de 2.700 millones que les reportan las otras cinco compañías cotizadas con participación estatal (Ebro Foods, Aena, Indra, Red Eléctrica y Enagás).

Comportamiento de las participadas por el Estado (Fuente: Elaboración propia)
Comportamiento de las participadas por el Estado (Fuente: Elaboración propia)

Aena

Aena es la participación más valiosa para el Estado, que participa en un 51% en el gestor aeroportuario a través de Enaire, entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Fomento. Una importante participación valorada en casi 10.000 millones de euros, dado que la capitalización bursátil de Aena roza los 20.000 millones.

Gracias al buen hacer del gestor aeroportuario desde su salida a Bolsa, el Estado se está ‘llenando los bolsillos’. En el año, Aena acumula una revalorización del 21%, lo que supone unos ingresos de 2.000 millones de euros si el Estado decidiera deshacerse ahora mismo de su participación. Es la joya de la corona de las participaciones estatales.

Aeropuerto
Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas (Foto: AENA).

Por si esto fuera poco, el consenso de analistas recogido por Bloomberg espera que el gestor aeroportuario siga volando en Bolsa, toda vez que cotiza en los 127 euros por acción y la agencia le otorga un precio objetivo de 128,5 euros. Además, de las veinte firmas que la siguen, ocho apuestan por comprar y hasta once por mantener, quedando solo una recomendación de venta.

Red Eléctrica

Red Eléctrica es la segunda participación más importante por volumen para el Estado. El 20% que controla en el gestor eléctrico vale en la actualidad 2.100 millones de euros, lo que supone un 1% más que cuando nos comimos las uvas por última vez. Esta revalorización engrosa la cartera bursátil estatal en cerca de 21 millones de euros.

Los analistas, además, no le dan mucho más margen de subida, toda vez que cotizando en los 19,4 euros por título, apenas tiene recorrido hasta los 19,9 que le da Bloomberg como precio objetivo. En cuanto a recomendaciones, la mayoría de los analistas apuestan por mantener los títulos en cartera.

Airbus

Red Eléctrica desbancó recientemente a Airbus como la segunda inversión bursátil más relevante del Estado. A día de hoy, el 4,12% que ostenta la SEPI en la compañía está valorado en 1.600 millones de euros; y es que hay que tener en cuenta que Airbus tiene una capitalización total que ronda los 40.000 millones de euros.

Sin embargo, el valor de esta participación ha disminuido en 2016 un 20%, por lo que la SEPI ha visto menguada su cartera en aproximadamente 320 millones de euros. Esta caída, por otro lado, ha propiciado que el recorrido que los analistas esperan para la firma sea más que interesante, toda vez que cotiza en el entorno de los 50 euros, pero se espera que se revalorice hasta los 67. Además, firmas como BNP o Credit Suisse son todavía más optimistas y creen que su precio podría alcanzar los 74 euros por acción.

Indra

La participación del 20,14% que la SEPI compró a BFA Bankia a principios de agosto de 2013 vale hoy 400 millones, casi 70 millones más que el precio que pagaron. Y es que el Estado adquirió el 20,14% a BFA por 337 millones, a un precio de 10,194 euros por acción, que implicó un descuento del 2,45% sobre la cotización de aquel día. Por aquella operación, muy cuestionada en su día, la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri se anotó unas plusvalías netas de 43 millones.

Instalaciones de Indra en Alcobendas.
Instalaciones de Indra en Alcobendas, Madrid (Foto: A.J. CHINCHETRU).

Es decir, que aquella compra realizada en 2013 ya ha salido rentable a la cartera bursátil estatal. Además, en lo que llevamos de año Indra ha recuperado un tercio de su valor –sube un 33%-, lo que ha engrosado esta cartera de la SEPI en cerca de 660 millones de euros, prácticamente lo que vale OHL en Bolsa, para que se hagan una idea.

Ebro Foods

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), invierte de forma indirecta en Ebro Foods, a través de Alimentos y Aceites, una de sus participadas con casi la totalidad (91,96%), y que cuenta a su vez con un 10,32% de Ebro Foods. Una participación valorada a precios actuales de mercado en unos 310 millones de euros gracias a la revalorización en lo que llevamos de año del 11%, lo que repercute en las cuentas estatales en 34 millones de euros. No es mucho, pero bienvenido sea.

El recorrido que los analistas dan a Ebro es a la baja, toda vez que cotiza en el entorno de los 20 euros por títulos y los expertos de Bloomberg le otorgan un precio objetivo que se encuentra por debajo: en los 19,60. Además, las recomendaciones no son muy halagüeñas, toda vez que de los 15 analistas que la siguen, siete apuestan por vender, otros siete por mantener y apenas uno por comprar.

Enagás

Si en 2005 el Estado entraba en el accionariado de Red Eléctrica, apenas dos años más tarde hizo lo propio con Enagás y adquirió un 5% en la gasista. Una participación que está valorada en 300 millones de euros y que apenas se ha revalorizado un 2% en lo que llevamos de año. De este modo, la cartera bursátil estatal ha crecido en unos seis millones de euros en 2016 debido a Enagás.

Los analistas tienen muchas discrepancias con Enagás, hay a quien le gusta y hay a quien no le termina de convencer. Con todo, el valor, que se mueve en los 26,5 euros por título, tiene un precio objetivo según Bloomberg de 27,1, y unas recomendaciones de compra nada claras: ocho de compra, seis de mantener y cuatro de venta.

Enagás
Sede de Enagás. (Foto: EFE)

IAG

El 2,46% que el Estado tiene invertido en el conglomerado británico es la participación menos valiosa al valer 240 millones de euros. Ese bajo precio responde a la caída que acumula la aerolínea en Bolsa en lo que llevamos de año. Se deja un 44% en 2016 y la participación de la SEPI ha caído en más de 100 millones de euros.

Los expertos, eso sí, le dan bastante margen alcista, toda vez que pese a que los títulos de la aerolínea británica cotizan en el entorno de los 4,60 euros por acción, el consenso de Bloomberg le otorga un precio objetivo de casi seis euros, motivo por el cual hasta 19 casas de análisis recomiendan comprar, ocho apuestan por mantener, y apenas tres aconsejan vender.

Lo último en Economía