Energía

España se lanza a comprar gas a EEUU porque sale más barato que el de Argelia tras el volantazo del Sáhara

gas España
Metanero de GNL.

Estados Unidos se convirtió en marzo en el primer proveedor de gas de España, por delante de Argelia, según datos de Enagás. Este vuelco histórico se explica porque, ahora mismo, sale más barato comprarlo al gigante norteamericano que al país magrebí, incluso a pesar del mayor coste del transporte al tener que cruzar el Atlántico, según fuentes del sector. Algo que se agrava con el cierre del gasoducto del Magreb y la subida de precios que acometerá Argelia tras el giro de Pedro Sánchez sobre el Sáhara Occidental.

El presidente de EEUU, Joe Biden, anunció recientemente su intención de incrementar un 66% sus exportaciones de gas natural licuado (GNL) a la UE para reducir la dependencia del continente de Rusia, y se ha puesto manos a la obra. «Estados Unidos es un país productor básicamente de shale gas (el que se obtiene mediante fracking), cuyo coste de producción es muy barato, en torno a 10 ó 15 dólares el MWh frente a los más de 100 en que cotiza en el mercado de Ámsterdam. Por tanto, pueden venderlo por debajo de ese precio y seguir ganando un importante margen», explica una de las fuentes.

Eso es lo que está ocurriendo ahora en el caso español: esta rebaja de precios hace que resulte más barato importarlo de Norteamérica, incluyendo los costes de transporte, que traerlo de Argelia por barco (otra cosa es el que viene por gasoducto). Y eso es lo que explica esta subida del porcentaje de gas que proviene de EEUU hasta el 43% de la demanda -16.264 GWh en marzo- mientras que el argelino ha descendido hasta el 30%.

Además, hay que tener en cuenta que algunas comercializadoras tienen acuerdos de largo plazo con productores estadounidenses. Es el caso de Naturgy, que en 2011 firmó un contrato con Cheniere con una duración de 20 años. Ahora, la compañía que preside Francisco Reynés está trayendo más barcos que antes dentro de los parámetros que le permite este acuerdo.

Argelia pretende subir el precio en respuesta al Sáhara

Mientras tanto, Argelia ha emprendido la renegociación de los contratos con las empresas españolas, y todo apunta a que será al alza. Así lo ha reconocido el propio Gobierno y el citado Reynés ha manifestado su pesimismo por la marcha de las conversaciones. En la actitud argelina influye claramente el apoyo del Gobierno español a la «solución» marroquí para el Sáhara Occidental a la que se opone Argelia, según las fuentes consultadas.

Cuando el país magrebí decidió cerrar el gasoducto del Magreb (que pasa por Marruecos y entra en España por Tarifa), dos ministros españoles -José Manuel Albares y Teresa Ribera- viajaron a Argel en semanas consecutivas para negociar lo mismo, dentro de la descoordinación habitual del Ejecutivo: la garantía del suministro. El Gobierno argelino se comprometió a incrementar el flujo por la tubería que llega a Almería; pero como es más pequeña, prometió enviar por barco lo que se necesitara para atender la demanda.

Sin embargo, la nueva política de Estados Unidos ha hecho que se necesiten muchos menos barcos desde Argelia de lo que se pensaba. Algo que también puede presionar a este país para que sea más flexible en las negociaciones actuales, según algunas de las fuentes.

Lo último en Economía

Últimas noticias