Iberdrola

ENSA, Mitsubishi y Rosatom dispuestos a poner 150 millones por las filiales de Iberdrola

ENSA, Mitsubishi y Rosatom dispuestos a poner 150 millones por las filiales de Iberdrola
iberdrola-interior

Iberdrola puso a la venta hasta cinco filiales para ayudar a alcanzar el objetivo de reducción de costes de 1.000 millones de euros marcado en el Plan Estratégico 2018-2020. ENSA, Mitsubishi y Rosatom, entre otras, están dispuestos a poner parte de los 150 millones en los que están valoradas sendas filiales de Iberdrola.

Iberdrola espera obtener entre 100 y 150 millones por sus filiales de ingeniería, Tecnatom y Ghesa, que puso a la venta a comienzos de 2018. Por el momento, según ha podido saber OKDIARIO, hay hasta ocho empresas interesadas, entre las que se encuentran el fabricante de componentes nucleares español ENSA, la japonesa Mitsubishi o la rusa Rosatom.

Hay, en total, cuatro empresas interesadas en Tecnatom, que presta sus servicios en el sector nuclear desde su creación en el año 1957, que son ENSA (España), Framatome (Francia), Westinghouse (EEUU), Rosatom (Rusia). Esta compañía está participada, además de por Iberdrola (30%), por Endesa (45%), Naturgy (15%) y el 10% restante en autocartera.

Su actividad principal se centra en la prestación de servicios de inspección e integridad estructural de componentes, el adiestramiento de personal de operación mediante simuladores de alcance total y la ingeniería de ayuda a la operación de centrales.

GHESA-Empresarios Agrupados, empresa especializada en la prestación de servicios de Ingeniería y Arquitectura, tiene a China Energy Engineering (CPE; China), Shanghai Electric Group (China), Mitsubishi (Japón) y un grupo español sin especificar, entre sus principales interesados, tal y como ha podido saber OKDIARIO.

El accionariado de GHESA está compuesto por Técnicas Reunidas (43%), Iberdrola (11,3%) y Naturgy (11,3%), mientras que el resto está en autocartera. La compañía presta servicios de ingeniería y consultoría en más de 37 países. En este caso, como paso previo a su venta, hay que reestructurar el accionariado, al existir participaciones cruzadas entre GHESA y Empresarios agrupados. Los accionistas, según ha podido saber este periódico, están de acuerdo en su venta y, aunque las negociaciones con sus potenciales compradores están avanzadas, no espera que se cierre la operación hasta finales del verano.

Aunque es muy pronto para ser definido todavía, el valor conjunto del 100% de ambas compañías podría alcanzar un rango de entre 100 y 150 millones de euros, de los que Iberdrola ingresaría lo que le corresponde por cada empresa, un 11,3% de GHESA y un 30% de Tecnatom.

Reducción de costes

Ignacio Sánchez Galán decidió, en su Plan Estratégico 2018-2020, poner a la venta sus participaciones en Adicora, Inecosa, GHESA y Tecnatom, para lograr una reducción de costes de unos 1.000 millones de euros y unas desinversiones totales de cerca de 3.000 millones de euros. El lastre que ha supuesto la ‘crisis de las divisas’ para Iberdrola, con un real brasileño que ha puesto ‘patas arriba’ los ingresos de la compañía española en el país caribeño, provocó que, hace ya un año, Galán optara por sacar la tijera a las cuentas de la firma energética.

Un plan, que ha contentado, y mucho, al mercado, que desde el anuncio del Plan Estratégico, hace ahora justo un año, ha hecho repuntar los títulos de Iberdrola en torno a un 20%, desde los 6 euros en los que cotizaba antes del anuncio, a los 7,25 actuales. El consenso de Bloomberg, además, espera que los títulos de la energética española sigan subiendo hasta los 7,5 euros por acción, y, de las 26 firmas que siguen a Iberdrola, no hay ni una que recomiende vender sus títulos, frente a las 19 que apuestan por comprar, y las ocho que abogan por mantener.

Lo último en Economía