Empresas

El comité de huelga de Eulen carga contra la intromisión de Puigdemont en las negociaciones

Atentado Barcelona
Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Raul Romeva en un avión.
Comentar

Tras conocerse el ‘No’ de los trabajadores de Eulen y el consiguiente mantenimiento de la convocatoria de huelga, el abogado del comité de huelga Leopoldo García Quinteiro ha acusado al Gobierno catalán de atribuirse una función de “arbitraje” que no le corresponde.

Además, Quinteiro ha denunciado la “arrogancia” del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, a quien considera “absolutamente incompatible con principios básicos del derecho democrático” al “amenazar” con el laudo arbitral. A su juicio, “no se dan las condiciones” para un arbitraje obligatorio “mientras no se quiebren los servicios mínimos”, fijados en un 90%, que ha calificado de “abusivo”.

En opinión del abogado, este arbitraje obligatorio se impondría en virtud de “una ley franquista” cuyo “vigor ha quedado claramente desautorizado por las sentencias del Tribunal Constitucional”. “La imposición del arbitraje obligatorio es una anomalía absoluta y un atentado directo al derecho fundamental a la huelga”, ha denunciado.

García Quinteiro ha asegurado que los servicios mínimos “se van a cumplir”, como “se han cumplido escrupulosamente” hasta ahora. Además, ha advertido de que pretender “sustituir” a los trabajadores en huelga por agentes de la Guardia Civil “sería absolutamente ilegal” y ha negado que existan problemas de seguridad aeroportuaria.

Últimas noticias