Dos peritos del Banco de España investigan si Ron y Saracho cometieron delitos al frente del Popular

Popular
Emilio Saracho, ex presidente de Banco Popular (Foto: EFE).

El Banco de España ha designado a dos peritos para que analicen la gestión de Ángel Ron y Emilio Saracho al frente del Banco Popular, para determinar si cometieron algún delito durante su etapa de presidentes de la entidad. Los aspectos que van a analizar los técnicos independientes son principalmente dos: la ampliación de capital realizada en 2016 y las ventas de sociedades participadas que se produjeron antes de la resolución de la entidad.

Esto supone un gran paso cualitativo en el contencioso que mantienen los antiguos accionistas del Popular con los administradores de la sociedad, ya que los informes que elaboren estos peritos tendrán un gran peso en los procedimientos judiciales que están abiertos contra los consejeros del banco. Como en el "Caso Bankia", las investigaciones de los expertos independientes (bajo el paraguas del Banco de España) pueden ser determinantes a la hora de determinar responsabilidades penales.

La designación de los peritos se ha realizado a propuesta de UNIVE Abogados, en el seno de las Diligencias Previas 42/2017 que está realizando el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, tras imputar Ron y Saracho por falsedad societaria y administración desleal, contra el mercado, falsedad documental y apropiación indebida.

Fuentes de este despacho explican que los técnicos "analizarán la información financiera de la entidad con el objetivo de revelar si desde Banco Popular se incurrió en algún tipo de delito del que, entre otras, pueda derivarse responsabilidad frente a los inversores de la entidad".

En concreto, los peritos designados son Santiago Jesús Ruiz-Clavijo Ruiz y Pablo Hernández Rome, que deberán realizar un informe sobre los extremos solicitados por UNIVE Abogados en la querella que presentó ante la Audiencia Provincial y que son fundamentalmente tres:

  • Sobre si el folleto y documentación sobre la que se asentó la ampliación de capital llevada a cabo por el Banco Popular en 2016, determinando si la información contable en ella expresada ofrecía la imagen fiel de la entidad y estaba libre de cualquier tipo de manipulación o deformación.
  • Sobre las cuentas oficiales publicadas por el Banco Popular de España del ejercicio 2016, tanto las anuales, como las trimestrales y semestrales, así como los informes intermedios, junto a los reajustes que en ellas se realizaron el 3 de abril de 2017, para determinar si la información contable en ella expresada ofrecía la imagen fiel de la entidad y estaba libre de cualquier tipo de manipulación o determinación.
  • Sobre si los precios obtenidos por la venta de las sociedades participadas, ramas de actividad y participaciones accionariales en otras entidades en los años 2016 y 2017 se ajustaron o aproximaron a los valores contables de las mismas.”

El despacho UNIVE confía en que los peritos terminen su trabajo en un periodo inferior al empleado en el "Caso Bankia", ya que "la designación se ha llevado en un momento muy inicial del proceso, lo que permite presumir que el procedimiento pueda resolverse en un periodo de tiempo menor".

En aquella ocasiónVíctor Sánchez Noguera y Antonio Busquets fueron los peritos que investigaron la salida a Bolsa de Bankia en 2011 y que determinaron que el consejo de administración de la entidad falseó las cuentas, engañando a los accionistas con la colaboración de la auditora Deloitte.

Estos peritos aseguraron en sus informes que el Banco de España era consciente de que la entidad no era viable y que, aún así, el organismo supervisor que entonces dirigía Miguel Ángel Fernández Ordóñez permitió la citada salida a Bolsa. Finalmente la entidad tuvo que ser rescatada mediante la inyección de más de 22.400 millones de dinero público.

Lo último en Economía