yolanda díaz, ministra de Trabajo

Díaz no ha contratado todavía a los 1.000 empleados prometidos para el SEPE hace cinco meses

Yolanda Díaz
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo.

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, de Podemos, no ha contratado todavía a las 1.000 personas que prometió hace cinco meses para el Servicio de Empleo Público (SEPE), atascado por la avalancha de ERTE presentados durante la pandemia y por otras siete prestaciones aprobadas por el Gobierno desde marzo, gestionadas por este organismo. Fuentes de CSIF, primera central sindical en el SEPE, aseguran que se han incorporado «poco más de 900».

«A este respecto y si dividimos los poco más de 900 funcionarios interinos incorporados entre el conjunto de unidades del SEPE (711 oficinas de atención presencial, 52 oficinas de atención telefónica, 52 direcciones provinciales y los Servicios Centrales), la cifra resultante no invita precisamente a ‘sacar pecho’ por esa parte, y mucho menos a sentirse mínimamente satisfechos con el apoyo que se ha brindado al SEPE en relación a los cometidos que se le han encomendado en estos más de tres meses (siete medidas extraordinarias de protección por desempleo además de la protección ordinaria de nuestra extensa carta de servicios)», asegura Manuel Galdeano, responsable de CSIF en este organismo, en una carta enviada a la ministra a finales de julio.

Además de pocos, la ayuda que pueden prestar es escasa debido a la complejidad del trabajo. «Los funcionarios interinos incorporados provienen del desempleo, de sectores económicos muy distintos a la Administración Pública, desconociendo absolutamente el SEPE y, por ende, la gestión de las prestaciones de nuestra extensa Carta de Servicios», asegura Galdeano.

«Aunque evidentemente esos trabajadores no sean en absoluto responsables de todo, más parece una medida de imagen ante la opinión pública que un verdadero y significado apoyo al trabajo que se ha estado –y se está- realizando en este Organismo», destaca.

Declaraciones públicas

La ministra Díaz ha presumido en numerosas comparecencias públicas de la contratación de estos 1.000 nuevos funcionarios temporales para el organismo como una forma de destacar la gestión que ha hecho el Gobierno de la pandemia. Pero nada más lejos de la realidad, según la plantilla, que sigue enfrentada a la titular de Trabajo mientras el caos de los ERTE continúa, ahora con la petición de devolución de prestaciones mal pagadas a a afectados que ya se han incorporado a trabajar pero siguen recibiendo la ayuda. Estos afectados se encuentran ahora con que no pueden devolver esas ayudas, pese a sus intentos, como ha publicado este diario.

Pero el malestar de la plantilla con la ministra Díaz va más allá y se centra sobre todo en una nueva declaración de la titular de Trabajo en su comparecencia en el Senado el 14 de julio. Díaz aseguró que «ya se han resuelto y abonado todos los expedientes de regulación temporal de empleo que han entrado correctamente en el Servicio Público de Empleo Estatal», afirmación que CSIF califica de «cuestionable».

En opinión de la plantilla, la declaración de la ministra encierra un desconocimiento absoluto del funcionamiento de los ERTE. Porque, explican, el proceso del expediente no acaba cuando se reciben los datos de las empresas, puesto que muchos tienen errores y hay que subsanarlos. Además, cuando una empresa decide variar el tiempo del ERTE, o incorporar a una parte de la plantilla, el expediente vuelve a empezar y se multiplican los trámites y el tiempo que cada trabajador debe dedicar a ese proceso.

Otro ejemplo destacado por Galdeano en la carta a la ministra es el cambio de criterio respecto a la prestación a los afectados con hijos a su cargo. Ese cambio de criterio ha obligado a tener que tramitar numerosas reclamaciones por parte de los afectados, que no han cobrado toda la prestación a la que tenían derecho.

«Por todo lo anterior, no puede sorprender en modo alguno el que se estén dando citas a nuestros usuarios para finales del mes de septiembre, encontrándonos oficinas que ya se han adentrado en el mes de octubre», advierte.

Lo último en Economía

Últimas noticias