Vivienda

El Covid-19 dispara la morosidad en las comunidades de vecinos: aumenta más de un 40% desde marzo

El Covid-19 dispara la morosidad en las comunidades de vecinos: aumenta más de un 40% desde marzo

La pandemia del covid-19 ha impactado en muchos aspectos del tejido económico de nuestro país, y también en muchos aspectos de la sociedad. Al igual que en los últimos meses han aumentado los imagos del alquiler y la morosidad entre los inquilinos en las viviendas, la morosidad en las comunidades de vecinos se ha disparado un 40% desde el pasado mes de marzo cuando se registraron los primeros casos de covid-19 en nuestro país.

Hay que tener en cuenta que la pandemia ha generado una serie de sobrecostes importantes que incluyen la compra de diferentes materiales desinfectantes, que además suelen tener un precio elevado, el uso de mochilas pulverizadoras, geles dosificadores para pisos, alfombrillas desinfectantes, papelería informativa, toallas de papel individuales y cubos de basura para el material desechable, entre otros productos.

«La situación laboral de muchos propietarios ha cambiado, lo que ha causado un aumento de la morosidad en las comunidades que alcanza hasta en 40%», afirma Mercedes Blanco, CEO de Vecinos Felices y socia fundadora de Fincas Blanco. Además, añade que «nuestro rol como administradores de fincas ha sido fundamental para ayudar a mantener la calma dentro de las situaciones de morosidad casi extremas».

Y es que tal y como explica Blanco, muchos ciudadanos han visto como sus empresas ha tenido que declarar Expedientes de Regulación Temporal del Empleo (ERTE) e incluso como las compañías han tenido que optar por llevar a cabo despidos para hacer frente a la dura crisis económica causada por la emergencia sanitaria que ha supuesto el covid-19 en este 2020. «Estamos ante una situación que pocas veces hemos visto, y que solo se asemeja con la Gran Recesión, aunque en estos tiempos se ha dado de golpe, sin previo aviso, y con pocas ayudas por parte del Estado», finaliza Blanco.

Así, pese a que en las últimas semanas se ha disparado el optimismo ante las noticias sobre las vacunas de diferentes compañías farmacéuticas como Pfizer, Moderna o AstraZeneca, contra el covid-19, la realidad es que las comunidades de vecinos continúan aumentando el gasto en desinfectantes y productos de limpieza para estar preparados ante posibles contagios de los ciudadanos que conforman la comunidad vecinal.

«Más allá de lo que se espera en torno a la morosidad, estamos convencidos que podremos recuperarnos al comenzar el año, alcanzando una mayor cantidad de pagos por parte de los propietarios», comenta Mercedes Blanco. Por otro lado Blanco destaca que «entendemos que hay gastos que debemos evitar, otros que debemos rever y otros que se mantendrán, pero solo los que se conviertan en urgentes para mejorar la calidad de vida de los propietarios de la comunidad de vecinos».

Impagos del alquiler

El número de incidencias registradas en los impagos del alquiler han vivido un crecimiento similar al de la morosidad en las comunidades de vecinos, y se han disparado en torno a un 70% el pasado mes de septiembre, como consecuencia de los efectos que la pandemia de covid-19 están teniendo en el tejido económico de nuestro país. Estos son los datos que refleja el indicador, que el pasado septiembre registró su menor dato dede el comienzo de la pandemia, de Fichero de Inquilinos Morosos (FIM).

La incertidumbre existente tanto a nivel económico como laboral es la causante de esta inestabilidad, de acuerdo con lo que defiende la compañía, que además señala que la crisis originada por el covid-19 «está provocando que se dispare el número de incidencias de impago». Por otro lado hay que entender que la situación laboral que atraviesa España, se encuentra muy lejos de los meses previos a la pandemia, cuando ya se detectaban los primeros síntomas de una desaceleración pero mucho menos importante que la causada por la pandemia.

Sergio Cardona, director de estudios y calidad de Fichero de Inquilinos Morosos, destacó esta semana que aún tienen que esperar a tener todos los datos sobre la cuarta semana del último mes , pero que a falta de estos las cifras indican que «la tendencia con la que se están incrementando las comunicaciones hace prever que en esta semana el 5,9% de los contratos monitorizados comunicarán algún problema de impago».

Otro dato que respalda estas situaciones en materia de vivienda son las solicitudes que los arrendatarios están presentando para llevar a cabo estudios de viabilidad que analicen la situación financiera del posible inquilino, y así saber si podrá hacer frente a los pagos, y por otro lado, el número de seguros contratados que cubren un porcentaje del impago en caso de que arrendador no haga frente a su renta.

Lo último en Economía

Últimas noticias