Finanzas personales

¿Cómo preparar una jubilación sin preocupaciones pasados los 50 años?

Fondos de inversión y planes de pensiones son algunas de las mejores alternativas para garantizar el complemento a la pensión.

Pensiones
Pensiones
  • Asun Infante (Finect)

Complementar la pensión pública siempre ha sido una prioridad entre los ahorradores. Pero si ya era necesario hace algunos años, ahora, con la cada vez más creciente insostenibilidad del sistema de pensiones, lo es todavía más.

En la actualidad, asumir que la pensión pública será el único sustento de cara a la jubilación puede suponer un gran riesgo, ya que a medida que pasan los años aumenta la esperanza de vida en la población y el número de pensionistas, mientras disminuye el número de trabajadores.

Sin embargo, cuando se piensa en la jubilación, la mayoría de los trabajadores lo hacen con un objetivo en mente: quieren mantener el mismo nivel de vida que tenían hasta entonces. El problema es que sin una planificación financiera a tiempo y adecuada, la pensión pública puede no resultar suficiente para disfrutar de un retiro sin preocupaciones. Entonces, ¿es posible preparar la jubilación pasados los 50?

Planes y fondos para sacar el máximo partido al ahorro

Preparar la jubilación a edades avanzadas es posible. No obstante, puede requerir de una ayuda extra que permita a cada ahorrador maximizar su patrimonio de cara a la jubilación. Uno de los ejemplos es el de Alejandro, un inversor que participó en la última edición de Asesor Top 2020 organizada por Finect con el objetivo de encontrar a un asesor financiero que le ayudara a mantener su nivel de vida en la jubilación sin renunciar a sus aficiones.

El perfil de Alejandro, no obstante, es el de una persona previsora, que llevaba años ahorrando, aunque necesitaba ayuda para no cometer errores. Una de las soluciones fue la propuesta por Borja Nieto, cofundador de MiCappital y uno de los ganadores del concurso. Este proponía planificar la jubilación en tres partes que correspondían a diferentes objetivos: hobbies, estabilidad financiera y jubilación.

La recomendación para un perfil como el de Alejandro es realizar inversiones que impliquen un menor riesgo a corto plazo para poder disfrutar del dinero en caso de necesitarlo para sus aficiones, y combinarlas con productos con un riesgo mayor a largo plazo para maximizar las ganancias de cara al futuro y aumentar el patrimonio durante la jubilación. Para poder llevar a cabo esta estrategia, Nieto recomienda fondos de inversión y planes de pensiones, ya que “son los mejores vehículos para llegar a la jubilación debido a su fiscalidad y diversificación”.

No obstante, antes de invertir en estos productos es preciso conocer bien su funcionamiento, ya que la inversión lleva implícitos riesgos y puede suponer la pérdida del dinero. Por ello, es necesario estar bien asesorados o contar con el conocimiento financiero suficiente. Para ello, los asesores financieros también sugieren a perfiles como los de Alejandro hacerse otras peguntas a nivel psicológico. Una de ellas es el nivel de riesgo que se está dispuesto a tolerar, ya que este tipo de cuestiones sirven para marcar la estrategia que deberá llevar cada persona para garantizar una jubilación que esté a la altura de sus expectativas.

La diferencia entre planificar a tiempo y no hacerlo

Para poder disfrutar de una jubilación sin preocupaciones el nivel de ahorro acumulado es fundamental. Por este motivo, no será lo mismo llegar a los 50 con un buen colchón de ahorro y tratar de optimizar ese dinero de cara a la jubilación que hacerlo sin apenas ahorros.

¿Cuánto podrás rescatar del plan de pensiones si ahorras todos los meses?:

A modo de ejemplo, si se llegan a los 55 años sin apenas ahorros y se empiezan a realizar aportaciones mensuales de 300 euros, en el año 2032 se tendrá un patrimonio superior a los 48.000 euros. Este ahorro, dividido en unos 25 años tras el momento de la jubilación, supondría disponer de 2.180 euros aproximadamente cada año adicionales a la pensión, lo que al mes serían algo más de 180 euros, una cifra que puede no resultar suficiente para seguir manteniendo el mismo nivel de vida.

No obstante, si ese patrimonio se invierte en planes de pensiones, los ahorros totales podrían llegar a superar los 75.000 euros, estimando una rentabilidad media anual del 7,55%, según los cálculos de la herramienta de ahorro para la jubilación de Finect. Esta cifra supondría unos 250 euros adicionales a la pensión mensualmente durante 25 años.

Ahora bien, si ya se cuenta con ahorros, la rentabilidad obtenida puede llegar a ser mucho mayor. Si llegados los 55 se ha mantenido un buen volumen de ahorro a lo largo de los años y se siguen realizando aportaciones de unos 300 euros, el patrimonio puede crecer significativamente. En concreto, para unos ahorros de 75.000 euros, el patrimonio podría alcanzar en algo más de 10 años los 200.000 euros, estimando una rentabilidad de en torno al 7%. Estas cifras supondrían más de 660 euros al mes adicionales a la pensión pública durante 25 años.

Lo último en Economía

Últimas noticias