¡Es el mercado, amigo!

La comisión de la señorita Pepis del precio de la luz machacará a las eléctricas y no buscará soluciones

La alternativa de Teresa Ribera para rebajar la luz se tambalea
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

El desmadre del precio de la luz está provocando escenas delirantes en nuestra fauna política (protagonizadas sobre todo por Podemos, como suele ser habitual) y va a desembocar en una especie de comisión de la señorita Pepis en el Congreso, ya que no será de investigación. Una comisión que todo apunta a que servirá para satanizar a las eléctricas y para que se tomen más medidas en su contra. Y que vuelve a pillar al PP en fuera de juego, como también es habitual en los temas económicos.

Los socios del Gobierno llevan semanas preparando el terreno para poner a las compañías en la picota. Podemos con más fruición, claro, con sus propuestas de crear una empresa pública (ahí enseñan la patita), poner topes a los precios de la nuclear y la hidroeléctrica (prohibido por la UE) y, sobre todo, con el famoso vídeo de Pablo Echenique que compara la luz con la pescadería que vende la pescadilla a precio de percebe, replicado en la SER como carnicería que vende el pollo a precio de chuletón. La culpa, claro, es de las empresas que se forran con los beneficios caídos del cielo (la diferencia entre el precio que marca el gas y el coste de generar electricidad con energías más baratas), no del sistema que determina la UE, ni del Gobierno porque en España se traslada directamente el precio mayorista al consumidor, ni mucho menos de los impuestos y cargos que suponen el 65% del recibo.

PSOE amnistía
Pablo Echenique con el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Rafael Simancas; y la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra. Foto: EP

Y no solo es Podemos, donde va de suyo atacar a las malvadas empresas capitalistas. El PSOE también ha lanzado ataques como los de Teresa Ribera diciendo que a las eléctricas les falta empatía social e instando descaradamente a los fondos que siguen criterios ESG (‘ecopostureo’, en feliz interpretación del periodista Rubén Escudero) a no invertir en ellas: «La empatía social cotiza en Bolsa. Muchas de estas empresa tienen entre sus accionistas a fondos de inversión que responden por los principios ambiental, social y de gobernanza». Ahí queda eso.

Y si PSOE y Podemos van por ahí para escurrir el bulto de sus responsabilidades, la suerte está echada. Las compañías del sector son conscientes de ello y ahí estuvieron este miércoles todos sus primeros espadas a pie firme en el enésimo show de Pedro Sánchez para no anunciar nada nuevo: Sánchez Galán, Bogas, Reynés, Imaz… Todos ellos son conscientes que les van a hacer desfilar por el Congreso para que les dispararen sin piedad todos los grupos que apoyan el Gobierno Frankenstein. Y no sólo eso: aspiran a llevarse la parte del león de los fondos europeos con la excusa de la energía verde y la transición ecológica. Como para no ir a aplaudir al líder.

El problema del PSOE: sus puertas giratorias

Ahora bien, aunque Podemos y PSOE están de acuerdo en culpar del recibo de la luz en exclusiva a las eléctricas, sí mantienen muchas diferencias: los primeros insisten en hacer manifestaciones contra sí mismos y movilizar a la calle, mientras que ministros como Nadia Calviño les han contestado que se dejen de eléctricas públicas y mejor tomar medidas que sirvan para algo.

Elena Salgado
La ex vicepresidenta y ex ministra de Economía y Hacienda Elena Salgado. (Foto: EFE)

Pero el PSOE tiene un problema muy serio con esta comisión parlamentaria: que tiene todavía más puertas giratorias que el PP, que ya es decir, en el sector: Felipe González (Naturgy), Elena Salgado (Endesa), Pedro Solbes (Endesa), Beatriz Corredor (actual presidenta de Red Eléctrica), su antecesor Jordi Sevilla, Cristina Garmendia (Naturgy), Narcís Serra (Naturgy), Javier Solana (Acciona), Braulio Medel (Iberdrola), Juan Pedro Hernández Moltó (Iberdrola) y un largo etcétera que llega hasta los fallecidos Manuel Marín (Iberdrola), Miguel Boyer (Red Eléctrica). Y con lo que ha atacado Podemos a los políticos que encuentran un retiro dorado en las eléctricas, ahora se tendría que morder la lengua.

Así que, como en el chiste del dentista, han decidido que no se van a hacer daño y que, en vez de comisión de investigación, lo vamos a dejar en comisión de la señorita Pepis, algo llamado «comisión de estudio» que sirve todavía para menos que las de investigación (que nunca han servido para nada salvo para el espectáculo mediático).

El PP tiene propuestas… pero no las plantea

¿Y el PP? Pues como es habitual en temas económicos, le han comido la tostada. Y en el precio de la luz tiene más delito, puesto que cuenta con propuestas internas muy sensatas y eficaces para rebajar el recibo, pero no ha presentado ni siquiera una proposición no de ley. De hecho, tenía preparada una petición de subcomisión (tampoco comisión de investigación) y no llegó a presentarla. Y ahora se ve obligado a ir a rebufo del enemigo, una vez más.

Elvira Rodríguez PP
Elvira Rodríguez, portavoz de Economía del PP. (Foto: GPP)

Ahora tiene el dilema de si apoya la subcomisión porque el Gobierno es el principal responsable de la tarifa eléctrica, o votar en contra porque la proponen los partidos de izquierda (concretamente, Más Madrid y Compromís), la apoya el Gobierno y va a ser un mero linchamiento de las eléctricas.

Lo suyo sería que aproveche para poner de manifiesto la realidad y plantear las citadas ideas. Sigue con el problema de la falta de equipo -que puede solucionar si llega al Gobierno trayendo profesionales de fuera del partido como ha hecho el propio Sánchez- y, sobre todo, de propuestas. Porque para ganar las elecciones tendrá que plantear a los españoles cómo piensa bajar la luz -no sólo criticar al Gobierno por no hacer nada-, y en general cómo va a solucionar el desastre económico que dejará Sánchez. Un detalle muy significativo: el portavoz del PP en la comisión de industria, energía y turismo es el propio Teodoro García-Egea, el número dos de Pablo Casado, que aquí está a las órdenes de Cuca Gamarra. No tiene ningún sentido.

Porque lo verdaderamente grave de todo esto es que la comisión parlamentaria no va a solucionar nada. Lo que habría que hacer, si esto fuera un país serio, es discutir medidas, analizar lo que hacen otros países, consultar con Bruselas qué se puede y qué no se puede hacer… y entre todos los partidos pactar soluciones para un problema tan grave. Pero esto es España, así que los ciudadanos seguiremos al albur de los vaivenes del mercado mayorista, del precio del gas y de los derechos de emisión de CO2.

Lo último en Economía

Últimas noticias