Subida del IVA

Los cinco impuestos de Montero a una lata de refresco

Con una economía a las puertas de la UCI, el Gobierno de Pedro Sánchez, por su condición social y comunista, dispara el gasto público e incrementa los impuestos en el Plan Presupuestario para 2021 remitido a la Comisión Europea. España se está convirtiendo en un verdadero infierno fiscal. Prueba de ello son la cantidad de tributos que pesan sobre un producto tan sencillo como una lata de una bebida carbonizada, azucarada o edulcorada.

IVA

Antes de abrir la lata de un refresco y disfrutar de su sabor, el consumidor tendrá que pagar el IVA del 21% que incluye el Plan Presupuestario remitido por el Gobierno a las autoridades europeas. Actualmente, estos productos tributan con un IVA del 10%. Si se aprueba el diseño presupuestario del Ejecutivo, los refrescos pasarían a ser considerados productos de lujo, gravados al 21%.

Aunque el Gobierno argumente que el objetivo de la subida de este impuesto sea «favorecer hábitos más saludables», lo cierto es que el Ministerio de Hacienda tiene previsto recaudar 400 millones de euros entre 2021 y 2022, de los que 340 millones se lograrían durante el año que viene.

Impuesto de sociedades



El fisco no para allí. La Agencia Tributaria también recauda un tipo general del 25% por el impuesto de sociedades. Aunque este no es un impuesto al consumo, todos los impuestos repercuten sobre el precio final del producto. Las empresas, en este caso de bebidas carbonizadas, tienen que tributar un 25%.

Quizás por ello no es de extrañar que la presión fiscal sumado a la a lamentable falta de previsión económica del Gobierno han hecho que el principal golpe económico se lo estén llevando las empresas. En el segundo trimestre de 2020 la recaudación de este tributo se desplomó un 70%, datos oficiales de la Agencia Tributaria.

Impuesto de Actividades Económicas

Hay más. El Impuesto de Actividades Económicas (IAE) es un arancel que se aplica tanto a autónomos como a sociedades, por el hecho de realizar una actividad empresarial en España.

Cotizaciones sociales



Las empresas, que son quienes generan empleo, tiene además que pagar las cotizaciones sociales de sus trabajadores. Un impuesto que va directamente a la Seguridad Social.

IRPF

Los trabajadores contribuyen (el Estado cobra a quienes tienen empleo) el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Una cantidad que varía en función de su renta.

Los cinco impuestos de Montero a una lata de refresco

Rechazo del sector



La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha rechazado el incremento del IVA de las bebidas azucaradas y edulcoradas del 10% al 21%, medida incluida en el Plan Presupuestario remitido por el Gobierno a la Comisión Europea, que considera «injusta y discriminatoria».

La subida del IVA «solo tiene un efecto recaudatorio que además va a impactar más gravemente a las rentas más desfavorecidas, las más afectadas por la crisis», destaca FIAB.

«Con esta medida, que va a retraer de manera considerable el consumo, el Gobierno demuestra también una gran falta de sensibilidad con un sector como el de la hostelería, gravemente afectado por la pandemia», indice el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo.

Lo último en Economía

Últimas noticias