Las carreteras de Australia tienen sello español

australia
Asfalto español en plena montaña de Australia (Foto: Ferrovial)

Es un hito constructivo para Australia y tiene sello español. El pasado mes de diciembre, se inauguró el primer tramo de la autopista de Toowoomba (Queensland, Australia), convirtiéndose así en una de las infraestructuras más grandes del estado.

Después de tres años de construcción, la autopista Toowoomba Second Rage Crossing (TSRC) en el Estado de Queensland (Australia) ya es una realidad. Este hito constructivo para la región tiene sello español y supone un antes y un después para los habitantes de la sexta ciudad de Queensland: reducirá los tiempos de desplazamiento entre las ciudades de la región en hasta 40 minutos y mejorará sus condiciones de vida con esta infraestructura sostenible.

La obra, participada por Ferrovial Agroman y Acciona, comprende la construcción de 41 kilómetros de nueva autopista y consiste en una circunvalación a la ciudad de Toowoomba hacia el norte. Desde su apertura al tráfico el pasado 8 de diciembre, el plazo de la concesión tendrá una duración de 25 años. Según las estimaciones, la autopista estará terminada a mediados de 2019.

El pasado mes de diciembre, se inauguró el primer tramo de la autopista -de 24 kilómetros de longitud- convirtiéndose así en una de las infraestructuras más grandes del estado y en el primer primer proyecto de Cintra, filial de concesiones de Ferrovial, que entra en operación en Australia. Para inaugurar este tramo, ejecutado por Ferrovial Agroman, se han excavado 12,6 millones de metros cúbicos de tierra, vertido 60.000 metros cúbicos de hormigón, y construido un viaducto icónico de 820 metros de longitud. 

Inversión de más de 1.000 millones

El consorcio Nexus Infraestructure, del que forma parte Ferrovial, a través de Cintra, firmó hace cinco años el contrato de obras de construcción y posterior explotación de la autopista. También forman parte del consorcio la firma australiana Transfield Services y Plenary Group.

Se trata de un proyecto público-privado adjudicado cuya inversión se eleva a 1.100 millones de euros -equivalentes a 1.600 millones de dólares australianos-.

La obra estará terminada a mediados de este año, según estiman las compañías que conforman el consorcio. John Hagan, CEO de Nexus Infraestructure, subrayó durante la inauguración del primer tramo su orgullo por “entregar esta infraestructura tan deseada para la región” y apuntó que esperaba “poder hacer lo mismo a mediados de 2019 inaugurando toda la autopista y celebrarlo con la comunidad local”.

Lo cierto es que esta autopista es una de las más esperadas por los australianos. Con su creación, se pretende mejorar la fluidez del tráfico de Toowoomba y reducir el tránsito de vehículos pesados para mejorar el entorno urbano. El viceprimer ministro y ministro de infraestructura federal, Michael McCormack, reconoció que “la finalización del trabajo es una noticia fantástica para los residentes y visitantes de las regiones de Toowoomba y Lockyer Valley”.

Las carreteras de Australia tienen sello español
Inversión local (Fuente: Ferrovial)

La construcción de la TSRC ha tenido un impacto directo en la economía de la región favoreciendo el empleo local, con la contratación de más de 230 trabajadores en Nexus -en la construcción de los tramos oeste, central y este-, más de 163 becarios y partners locales.

Últimas noticias