Fusión BBVA-Sabadell

BBVA quiere llevar a cabo una recompra «relevante» de acciones y defiende su permanencia en Turquía

BBVA quiere llevar a cabo una recompra
BBVA quiere llevar a cabo una recompra "relevante" de acciones y defiende que mantiene una posición fuerte en su mercado en Turquía.

La entidad presidida por Carlos Torres, BBVA, ha defendido este viernes tras conocerse la noticia de que tanto la propia compañía como Banco Sabadell han dado por finalizadas las conversaciones para llevar a cabo una fusión entre ambas empresas, que sigue manteniendo su posición de realizar una compra «relevante» de acciones con el exceso de capital derivado de la venta de su filial de Estados Unidos (EEUU).

A mediados de noviembre se confirmó la venta a PNC de su filial en Estados Unidos por un importe de en torno a 11.600 millones de dólares (cifra que al cambio supone uno 9.700 millones de euros) en efectivo. Tanto el presidente de la entidad, como su consejero delegado, Onur Genç, han destacado la intención que tiene la compañía de realizar una recompra de acciones «relevante» con el exceso de capital derivado de la operación, junto a la posibilidad de llevar a cabo una operación de consolidación pese al desenlace en sus conversaciones con Banco Sabadell.

Una vez desestimada la operación con Sabadell, que el ‘banco azul’ atribuye a «desacuerdos en términos económicos», BBVA mantiene vigentes sus planes de retribución al accionista mediante una «relevante» recompra de títulos. Fuentes de BBVA consultadas han señalado que las desavenencias con el Sabadell que han dado al traste con la posible operación entre ambas entidades no han tenido nada que ver con cuestiones de gobierno corporativo, en relación al posible reparto de cargos en el organigrama de la entidad resultante.

El consejero delegado de la compañía, Onur Genç, ya ha recalcado que la entidad sólo participará en operaciones corporativas siempre estas representen un valor añadido para el accionista. En cuanto a las especulaciones sobre la posibilidad de que BBVA ponga el punto de mira en otro de los mercados donde está presente, en concreto en Turquía, las mismas fuentes aclararon que la entidad se siente cómoda con su actual participación en Garanti, donde ostenta el 49,85% del accionariado.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha mostrado su asombro este viernes y ha declarado sentirse «sorprendido» por la finalización de las negociaciones entre BBVA y Sabadell con el objetivo de llevar a cabo una fusión, pero ha recordado que a veces hay «noviazgos» que se retoman tiempo después. «Nos ha sorprendido a todos la noticia. Estábamos entrando en la iglesia y nos hemos quedado compuestos y sin boda.  A veces estas cosas pasan, pero hay noviazgos que luego se retoman», ha destacado.

Reacción en Bolsa

Las noticias de este viernes se han trasladado inmediatamente al parqué español. Así, las acciones de Banco Sabadell se desploma en Bolsa casi un 11%, mientras que las de BBVA suben más del 2% tras comunicar las dos entidades que dan por terminadas las negociaciones que mantenían para abordar una eventual fusión.

Poco después de que comenzara la última jornada de la semana, las acciones del Sabadell bajaban un 10,74%, el mayor descenso del Ibex 35, y se situaban en el entorno de los 0,359 euros. Por su parte, los títulos del BBVA, que han empezado la sesión con dudas, ganan ahora un 2,23%, la subida más acusada del selectivo, y cotizan en el entorno de los 3,854 euros por acción.

En cuanto a la entidad presidida por Josep Oliu, Banco Sabadell, tras anunciare la ruptura ha manifestado su voluntad de desarrollar un nuevo plan de negocio que se anunciará el próximo 2021, que priorizará el mercado doméstico como fórmula para incrementar la eficiencia en el uso del capital y los recursos del grupo, aumentando así la rentabilidad y la creación de valor para los accionistas. Del mismo modo, la compañía también ha destacado que analizará alternativas estratégicas de creación de valor respecto a los activos internacionales del grupo, incluyendo las posibilidades respecto a su filial británica TSB.

Por su parte, la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, ha explicado en una comparecencia este viernes que «no sabría decir» si la ruptura de las negociaciones entre BBVA y Sabadell para su fusión es «buena o mala noticia», pero en lo que ha insistido es en la necesidad de que España cuente con un sistema bancario solvente, a diferencia de lo que ocurrió en la pasada crisis financiera de 2008.

Lo último en Economía

Últimas noticias