Motor

La automoción retrasa su recuperación: tampoco volverá a los niveles de producción precovid en 2021

La crisis del coronavirus no da respiro al sector de la automoción. La llegada de la tercera ola de la pandemia y la falta de abastecimiento de semiconductores ha puesto en peligro la recuperación de los niveles de producción en las factorías españolas en 2021, ya que en la actualidad casi el 30% de las fábricas continúan con un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) activo por causas productivas -Seat, Nissan y Ford-.

«La producción de las fabricas de la automoción en España se verán directamente condicionadas por la evolución de la tercera ola de la pandemia, las medidas para el control de la pandemia, los cierres y confinamientos».

Así lo ha confirmado la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) a este diario que ha explicado que «la recuperación del mercado español, donde uno de cada cuatro vehículo vendidos es de fabricación nacional, y la evolución del ritmo de demanda de los mercados europeos son dos elementos esenciales para mejorar las cuotas de producción para 2021, que se situará por debajo de los niveles previos al impacto de la pandemia».

«La producción de las fabricas de la automoción en España se verán directamente condicionadas por la evolución de la tercera ola de la crisis del coronavirus, las medidas para el control de la pandemia, los cierres y confinamientos impuestos por los distintos gobiernos. No obstante, también tendrá una gran importancia en la recuperación del sector la crisis económica, cuyo empeoramiento podría retraer la confianza del consumidor», puntualizan.

Por su parte, recuerdan que «la crisis derivada de la pandemia del covid-19 durante 2020 ha supuesto un fuerte impacto en la fabricación de vehículos en España. Durante cerca de mes y medio, los centros de producción de automóviles paralizaron totalmente su actividad, cosa que no ocurrió en otros sectores productivos y estos cierres han derivado en una caída del 19,6% en la producción total en 2020 respecto del año pasado». Un escenario que esperan que no se vuelva a repetir ya que provocaría un colapso histórico en el ensamblaje de vehículos.

«El 28% de fábricas del automóvil estarán sujetas a las condiciones de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción».

Un escenario que se suma al fuerte hundimiento de ventas que ha registrado el mercado automovilístico español en 2020 con una caída de más del 32%, lejos de los principales mercados europeos. «A pesar de que los principales mercados en Europa, como Francia (-25,5%), Alemania (-19,1%), Italia (- 27,9%) o Reino Unido (-29,4%), han cerrado en negativo el último año, su mejor evolución en la demanda de vehículos en los últimos meses ha sido un factor clave para que se haya logrado reducir la caída de la producción española hasta alcanzar los 2,27 millones de unidades ensambladas», recalcan.

Un escenario que provocó que la exportación también cerrará el año en negativo con una caída del 15,5% en el cómputo anual, hasta 1,95 millones de unidades, mientras que el volumen en el último mes del año actual se incrementó un 18,7%, hasta 172.594 unidades.

Desplome de la producción en 2020

Las plantas de producción de vehículos instaladas en España fabricaron 2,26 millones de vehículos durante el año pasado, lo que supone una disminución del 19,6% y de 554.000 unidades en comparación con 2019, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

En España se fabricaron 1,79 millones de turismos a lo largo del año pasado, un 18,9% menos, mientras que la producción de todoterrenos y ‘pick-ups’ se desplomó un 76,4%, hasta 9.094 unidades. Además, las plantas nacionales montaron 467.521 vehículos comerciales e industriales, un 18,6% menos.

Mientras, en el mes de diciembre, la producción española de vehículos mejoró un 10,8%, hasta 196.817 unidades, gracias a la demanda procedente de los mercados europeos. El mes pasado, las plantas españolas produjeron 156.236 automóviles de turismo, un 11,8% más.

Factorías en ERTE

Un escenario que ha llevado al 30% de las factorías españolas del sector del automóvil en España a empezar el 2021 con el rendimiento a medio gas por el golpe que ha asestado la crisis del coronavirus al sector. De las 18 plantas que hay repartidas por el territorio español, cinco estarán bajo un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) activo, lo que provocará que la producción de vehículos no recupere los niveles previos a la pandemia. Un escenario que llega en un contexto de caída de las matriculaciones de un 35% hasta las 850.000 unidades al cierre del 2020.

Según fuentes de la patronal, «el 28% de fábricas del automóvil estarán sujetas a las condiciones de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Un escenario que retrasará la recuperación de los niveles de producción previos al covid-19 hasta el año 2022».

Lo último en Economía

Últimas noticias