Crisis del coronavirus

Asfixia en las cuentas públicas: el desempleo del coronavirus costará hasta 4.000 millones en un solo mes

Asfixia en las cuentas públicas: el desempleo del coronavirus costará hasta 4.000 millones en un solo mes

El desempleo sobrevenido como consecuencia de la crisis del coronavirus y de las medidas de confinamiento impuestas por el Gobierno van a dejar tiritando las cuentas públicas, que ya estaban soportando una gran presión como consecuencia del récord registrado mes tras mes en el gasto en pensiones. El golpe para las arcas podría superar los 4.000 millones en un sólo mes.

A pesar de que las medidas del Ejecutivo de aumento del gasto y de bajadas de impuestos no son muy ambiciosas para afrontar esta crisis -por no decir nulas- la oleada de ERTE que se está produciendo a lo largo y ancho de todo el territorio nacional provocará una fuerte presión sobre las arcas públicas, especialmente sobre el epígrafe de la Seguridad Social, que mide la salud presupuestaria del Estado del Bienestar (pensiones y desempleo).

Según los cálculos de los sindicatos en comunidades autónomas como Murcia, el 25% de los trabajadores se verán afectados por un ERTE ante el estado de alarma. Es decir, que si se extrapolan estos datos al conjunto de la economía nacional habrá 4,8 millones de personas que en algún momento de esta crisis habrá sufrido un ERTE, lo que les llevará a cobrar una prestación de paro de las administraciones públicas.

No son cifras increíbles porque, según los registros oficiales, en menos de dos semanas ya hay 1,15 millones de personas a las que le han comunicado un ERTE en su compañía.

Por ahora, la mayor parte de los ERTEs, de hecho, se han producido en las grandes empresas, que son las que tienen capacidad de gestión (cuentan con equipos de fiscalistas propios, gestores, protocolos de teletrabajo, etc.). Sin embargo, las pymes y los autónomos (que son el principal tejido productivo del país) aún están bloqueadas, llamando constantemente a gestorías con líneas telefónicas que echan humo. Es decir, parece que se avecina lo peor para el mercado laboral en las próximas semanas.

Con los 1,15 millones de parados que han generado los ERTE hasta el momento, el gasto en desempleo crecería en 989 millones de euros en un mes (teniendo en cuenta que la prestación media será de 860 euros). Este cálculo lo recomendó la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a los periodistas en un briefing para explicar sus medidas laborales, que aprobó las medidas laborales sin hacer pública la memoria económica. Si como indican los datos de los sindicatos el número de afectados por un expediente temporal de empleo pasa a ser de 4,8 millones, el gasto se dispararía en un sólo mes a más de 4.000 millones de euros, concretamente a 4.128 millones.

¿Qué supone un gasto de 4.000 millones de euros en un sólo mes? Para entender la importancia de este desembolso sólo hay que observar otras partidas presupuestarias. El presupuesto inicial de Sanidad en el Estado (las competencias son autonómicas) ascendió en todo el ejercicio 2018 a 4.251 millones, el de Educación a 2.600 millones y el de Cultura a 838 millones.

Lo último en Economía

Últimas noticias