El agujero adicional de la Seguridad Social de 2016 lo cubrirán los ayuntamientos

Seguridad Social
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos. (Foto: EFE)

El Gobierno va a destinar el superávit contable de los ayuntamientos a cubrir el agujero extra de la Seguridad Social, que necesita 5.000 millones de euros este año para poder cumplir las previsiones presupuestarias enviadas por el Gobierno español a Bruselas en su última revisión del plan de estabilidad. En concreto, el Ejecutivo ha señalado a la Comisión Europea que el desajuste de la Seguridad Social será del 1,1% del PIB, pero institutos económicos como Fedea, Funcas y la propia autoridad fiscal independiente (AiREF) consideran que esta cifra es demasiado optimista y cifran en el 1,6% del PIB la tasa más probable, tal como avanzó OKDIARIO.

Según han confirmado fuentes cercanas al ministro de Economía, Luis de Guindos, esta posible desviación no preocupa al Gobierno español, ya que confía en que el superávit presupuestario de los ayuntamientos permita que el efecto contable de este descuadre extra en la Seguridad Social no sea apreciable. El objetivo de déficit público de los consistorios es del 0% del PIB, por lo que repetir un superávit de 5.000 millones de euros, como el registrado el pasado año, serviría para tapar el agujero adicional del sistema de protección social.

Tanto De Guindos como el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, han dejado claro que la Seguridad Social es intocable en lo que a futuros ajustes se refiere, a pesar de que el agujero actual supera los 17.000 millones de euros, es decir, el 1,7% del PIB. Y es que el pasado año, a pesar de que el mercado laboral español registró el mejor ejercicio de su historia, los ingresos de la Seguridad Social crecieron sólo un 0,6%, frente al repunte del 3,2% de los gastos.

La razón de que la brecha se agrande en lugar de reducirse se encuentra en un conjunto de factores. En primer lugar el empleo crece por encima de los salarios, lo que no permite que las cotizaciones sociales experimenten incrementos lineales en consonancia con el aumento de las afiliaciones, una tendencia que en los últimos meses se está revirtiendo. Además, los ingresos también se han visto lastrados en 2015 por la tarifa plana de 100 euros de las cotizaciones en los contratos indefinidos que supongan la creación de empleo neto y la exención de cotizar por los primeros 500 euros de sueldo en los nuevos indefinidos.

El problema del agujero de la Seguridad Social no se circunscribe sólo a este año, ya que la AiREF considera que el déficit seguirá estando por encima del 1% del PIB incluso en el año 2019, a pesar del esperado aumento de las afiliaciones. Es decir, según estos cálculos, la brecha de la Seguridad social no será inferior a los 10.000 millones de euros anuales ni aunque en España haya 20 millones de ocupados, tal como señalan las estimaciones macroeconómicas del Gobierno.

Los municipios reclaman usar el superávit para servicios públicos

La intención de cubrir el agujero de la Seguridad Social con el dinero del ajuste realizado por los ayuntamientos no es algo con lo que estén de acuerdo la mayoría de alcaldes españoles. De hecho, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) lleva meses reclamando al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas una reforma legislativa que permita a los consistorios utilizar una parte del superávit que han generado a la prestación de servicios públicos y a financiar políticas sociales municipales.

Además, desde la FEMP se reclama una flexibilización del techo de gasto presupuestario, de forma que “el sobrecumplimiento que estamos teniendo sea menor”, según señaló el presidente del organismo y alcalde de Vigo, Abel Caballero tras la Comisión Nacional de la Administración Local, celebrada el pasado abril. En los últimos cuatro años, los ayuntamientos han logrado un superávit presupuestario de 18.000 millones de euros.

Lo último en Economía