El Real Madrid tirará la casa por la ventana para rehacer un proyecto ganador

Un verano para saltar la banca

Un verano para saltar la banca
El Real Madrid se prepara para asaltar la banca en verano.

El Real Madrid debe reforzar las carencias de la plantilla tras un año desastroso. Neymar, Hazard, Eriksen y Militao son los principales objetivos del conjunto blanco de cara al próximo curso. Rodrygo reforzará el ataque a partir de julio.

Una vez el Real Madrid ha quedado fuera de las tres competiciones, en Concha Espina se comienza a trabajar en la confección de la plantilla de la próxima temporada. El conjunto blanco necesita dar un golpe sobre la mesa para hacer de nuevo del equipo un equipo ganador. Y eso se traduce en liderar el mercado de fichajes en verano y asaltar la banca. Los blancos necesitan regenerar su plantilla y reforzarla en todas las líneas, por lo que se esperan incorporaciones millonarias.

Una tercera era galáctica en la que Hazard, Eriksen, Neymar o Militao serán los principales objetivos del conjunto madridista de cara al próximo curso. Cuatro jugadores que supondrían un importante desembolso de dinero, a los que habría que sumar a Rodrygo, el brasileño del Santos que el conjunto madridista fichó por 40 millones de euros y que está previsto que se incorpore en julio.

El conjunto madridista necesita volver a hacer un proyecto ganador. Tras el descalabro de esta temporada, los blancos se encuentran a tres meses de que termine la presente campaña y están fuera de las tres competiciones. La derrota contundente ante el Ajax ha dejado claro que las carencias que sufre la plantilla deben ser reforzadas y, para ello, urge la llegada de varios jugadores en ataque, un mediocentro y un defensa.

La falta de gol evidente del conjunto madridista se verá reforzada con Rodrygo. El joven brasileño llegará en julio, procedente del Santos. Por otro lado, desde la directiva se tratará de abordar el fichaje de Neymar. El jugador del PSG es uno de los grandes objetivos para el próximo verano y con su llegada los blancos tendrían un nuevo faro en ataque, tras la marcha de Cristiano Ronaldo el pasado verano.

Otra de las incorporaciones en ataque sería Hazard. El belga es el gran deseado y todo hace indicar que este verano será cuando el conjunto madridista por fin cierre su llegada al Bernabéu. No será fácil, pues el Chelsea ha sido sancionado por la FIFA sin fichar, por lo que hará todo lo posible para evitar su marcha. Sin embargo, el jugador finaliza su contrato en 2020, por lo que los blues podrían verse obligados a venderle para evitar que se marche de forma gratuita al finalizar su vinculación.

Eriksen y Militao, los otros ‘galácticos’

En el mediocampo, los blancos buscarán reforzarse con Eriksen. Kroos y Modric no atraviesan por su mejor momento. El conjunto madridista ha visto como este curso han perdido poder en la creación, por lo que el jugador del Tottenham Hotspur se perfila como una de las piezas claves y de futuro para el conjunto madridista. Eso sí, no será fácil. En el club ya conocen como se las gasta Daniel Levy. El presidente del Tottenham pondrá todas las trabas posibles para evitar la marcha del danés, como ya hizo con Modric y Bale.

Por último, el conjunto madridista reforzará su defensa y para ello, el principal candidato es Eder Militao. El central del Oporto es una de las jóvenes promesas del fútbol europeo. A sus 21 años, el brasileño se ha confirmado como uno de los mejores centrales de la liga portuguesa y su gran temporada ha puesto tras él a equipos de enorme talla, como el propio Real Madrid. El conjunto madridista ya pensó en hacerse con él en enero, por una cantidad de 50 millones. Su cláusula a partir de julio asciende a 75 kilos.

Últimas noticias