Los franceses, eliminados de la Champions (1-3)

El United consuma otro fracaso del PSG en la Champions

PSG

Sorpresón monumental en el Parque de los Príncipes. El Manchester United, contra todo pronóstico y con el VAR como aliado para impartir justicia, eliminó al PSG de la Champions League tras vencer en París (1-3) en un partido de locos y en el que los ingleses se encontraron con un pase a cuartos que ni siquiera buscaron con demasiado ahínco. Un penalti en el 90 que confirmó el videoarbitraje y convertido por Rashford acabó con la participación en Champions del equipo de Mbappé, Neymar y Cavani, después de un partido surrealista y en el que el PSG notó demasiado la baja del brasileño y el uruguayo.

El comienzo de partido se esperaba trepidante y las previsiones no pudieron ajustarse más a la realidad. No se llegaba al segundo minuto del encuentro cuando un error de Thilo Kehrer hacía llegar el balón franco a Lukaku, que regateaba y no sin esfuerzo anotaba el primer tanto del partido para silenciar el Parque de los Príncipes. El jarro de agua fría no amedrentó a los de Tuchel, que calmaron el partido con el balón, ejerciendo un dominio que más temprano que tarde acabaría derribando la muralla del United. Los ingleses se habían encontrado con un gol inicial que daba esperanzas, pero las bajas mermaban demasiado a Solskjaer, que ni siquiera podía salir a la contra con claridad.

El PSG atacaba y atacaba y Bernat acabó poniendo las tablas tras un gran pase al área de Kylian Mbappé, desacertado pero incidiendo en el marcador como casi en cada partido de la presente temporada. De Gea salvó una acción desde la izquierda, pero el cancerbero del otro área, Gianluigi Buffon, sí iba a ser determinante y no precisamente para beneficio de su equipo. Un disparo muy lejano de Rashford iba a ser despegado de manera defectuosa por parte del veteranísimo portero, que dejaba en bandeja el doblete de Lukaku y el regreso del PSG, que esta vez sí fue un manojo de nervios hasta el descanso, aunque sin incidencia en el marcador.

La segunda mitad no trajo grandes novedades en los primeros minutos, con un tanteo que beneficiaba a un PSG que era mejor y encima estaba virtualmente clasificado, pero los franceses marraron las ocasiones para cerrar el partido y una mano de Kimpembe traería por segundo día consecutivo una remontada que entraba en la historia de la Champions. Skomina acudiría al VAR para revisar un disparo de Dalot que tocaba en las manos de Kimpembe y un minuto después confirmaba una pena máxima que Rashford iba a anotar para sellar la remontada y la consiguiente eliminación del PSG, prematura por tercer año consecutivo y que traerá consecuencias.

Lo último en Deportes

Últimas noticias