"Es poco apropiado", afirmó el mandatario

Trump carga contra la capitana de fútbol de Estados Unidos por negarse a cantar el himno

Rapinoe Trump
Megan Rapinoe, a la derecha, en un partido de Estados Unidos en el Mundial. (Getty)

Megan Rapinoe, capitana de la selección de Estados Unidos de fútbol femenino, ha sido criticada por Donald Trump después de negarse a cantar el himno del país norteamericano durante las ceremonias previas a los partidos del Mundial.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha criticado la actitud de la capitana del equipo femenino de fútbol del país norteamericano, Megan Rapinoe, después de que esta se negase a cantar el himno estadounidense en el encuentro de octavos de final del Mundial que se disputa en Francia y en el que Estados Unidos derrotó a España por 2-1 con sendos tantos de penalti de la propia Rapinoe.

Trump aseguró en declaraciones a The Hill que la atacante de los Seattle Reign tuvo un comportamiento "poco apropiado" al no entonar junto al resto de compañeras del equipo nacional el himno de Estados Unidos. A pesar de ello, el presidente norteamericano no fue tan duro como en otras ocasiones, en las que había llegado a decir que los deportistas que protestaran durante la ceremonia de himnos no deberían estar en el país. Esta afirmación se produjo principalmente en dirección a varios jugadores de la NFL.

Las protestas al himno de Estados Unidos se remontan al año 2016, cuando el quarterback Colin Kaepernick comenzó a arrodillarse en la ceremonia como modo de protesta contra el racismo y la brutalidad policial. El jugador de fútbol americano recibió numerosas críticas, entre las que destacaron las de la NFL y del propio Trump. Tras el inicio de las protestas y las consiguientes reacciones, Kaepernick no volvió a recibir una oferta acorde con su talento para volver a la mejor liga del mundo.

Rapinoe, por su parte, lleva protestando desde 2016 al igual que Kaepernick, sumándose así a un importante colectivo de mujeres que también han protestado en el deporte profesional norteamericano. La capitana de la selección de Estados Unidos acostumbraba a arrodillarse en la ceremonia en señal de protesta, pero la federación nacional ha obligado a los jugadores que vistan sus colores a, al menos, permanecer de pie mientras suena el himno del país.

La verdugo de España en el Mundial de Francia ya había explicado en el pasado, en The Player’s Tribune, su decisión de sumarse a las protestas. "No he experimentado la brutalidad policial, ni racismo, ni nada parecido a ver el cuerpo de un familiar muerto en la calle. Pero no puedo permanecer como si nada cuando hay gente en este país que tiene que lidiar con este tipo de cosas. No hay forma perfecta de protestar. Sé que nada de lo que haga aliviará el dolor de esas familias, pero siento que arrodillarme durante el himno nacional es la forma correcta de proceder y haré lo que sea para ser parte de la solución", aseveró.

Temas

Lo último en Deportes