Otra vez rescató puntos para el Barcelona

La redención de Dembélé

Dembélé
Dembélé celebra un gol con Luis Suárez. (AFP)

Fue el protagonista de las últimas semanas pero no precisamente por su rendimiento futbolístico. Ousmane Dembélé estuvo al borde del caos en Barcelona, con reuniones entre el club y su agente para cambiar su método de vida e incluso para buscarle una salida, pero de repente todo cambió en diez minutos. El tiempo que jugó ante el Atlético de Madrid.

Dembélé salió en el minuto 80 en el Metropolitano y en el 89′, con el Barcelona perdiendo, marcó un gol fundamental para su equipo, que con ese tanto se mantiene en el liderato y no perdió en el Wanda. El francés, en el campo, respondió. Y justo después de los días en los que más fue criticado.

Salvador Dembélé

Tras sus problemas antideportivos y sus comportamientos indisciplinarios que le llevaron incluso a ser castigado por Valverde en el duelo ante el Betis (no fue ni convocado), el parón castigó a Dembélé, que pese a ir convocado con Francia fue el protagonista en la actualidad del Barcelona. Sin embargo, todo cambió en un minuto.

El francés fue salvador para el Barça en Madrid. Con un equipo que perdía por 1-0 gracias al gol de Diego Costa, Dembélé encontró un balón dentro del área (en realidad un regalo de Messi con una precisa y decisiva asistencia), controló el esférico y metió un gol que estuvo muy cerca de salvar Lucas Hernández.

Segunda vez que rescata al Barça

El tanto tiene muchas similitudes al que el propio Dembélé marcó en la última visita liguera del Barcelona, también en la capital de España. Entonces fue en el barrio de Vallecas y allí, ante el Rayo Vallecano, marcó en el minuto 87 con su equipo perdiendo. El gol fue muy similar, con disparo raso y efectivo, y la situación igual. Otro gol de Dembélé que daba puntos al Barcelona, al que el francés rescata por segundo partido a domicilio consecutivo.

Tras sus problemas de las últimas semanas, Dembélé al menos demostró su intención de ayudar a su equipo. Aunque fuera difícil, logró separar todo el ruido (justificado) que se hizo en torno a su figura y salió al campo con todo. Pese a todo lo que se comentó sobre él, el francés salió al campo y lo hizo con ganas de querer demostrar que es posible separar lo que pasa fuera y dentro del campo. No se habían cumplido diez minutos desde que llevaba en el partido y marcó un tanto decisivo.

Dembélé dio un punto al Barça en Vallecas (después Luis Suárez le dio al equipo catalán otros dos para llevarse los tres finales) y este sábado, en un duelo más vital por ser el Atlético de Madrid un rival directo por la Liga, dio otro punto más importante aún. El Barcelona sigue líder y lo hace con Dembélé en la figura de salvador, ese jugador que tanto dolor de cabeza le ha dado en las últimas semanas.

Últimas noticias