Abierto de Australia 2019

Rafa Nadal tritura a Ebden para plantarse en tercera ronda del Open de Australia

Rafa Nadal tritura a Ebden para plantarse en tercera ronda del Open de Australia
Nadal, durante el partido ante Ebden en el Open de Australia (Getty)

Rafa Nadal logró el billete a la tercera ronda del Abierto de Australia tras imponerse al jugador australiano Matthew Ebden en tres sets (6-3, 6-2 y 6-2). El número dos del mundo mostró un juego muy sólido, la derecha le funcionó a la perfección y no cedió el servicio en todo el encuentro

Rafa Nadal logró el billete a tercera ronda del primer Grand Slam de la temporada tras imponerse a Matthew Ebden en tres sets, (6-3, 6-2 y 6-2) en el partido que cerraba la tercera jornada del Abierto de Australia en la Rod Laver Arena, la pista central de Melbourne Park.

En el primer punto del partido ya se vio que el rival de Nadal en la segunda ronda le iba a exigir mucho más ritmo que su predecesor, Duchworth. El balear se apuntaba el primer juego con su famoso “¡Vamos!”, muestra de lo enchufado que había saltado a la pista, consciente de las exigencias que le iba a imponer Ebden.

Y así fue. El australiano mostró un gran nivel, con servicios perfectos y una derecha arrolladora que hizo gozar de las tres primeras ocasiones de rotura para el aussie en el séptimo juego. Pero Nadal, estoico, se defendió. No sólo eso, sino que a continuación se hizo con el servicio de Ebden, fruto de una doble falta y con su saque ponía el 6-3 en el marcador, tras 35 minutos de juego.

El tenis tiene mucho de mental y Ebden sabía que no podía quedarse en el error. Así que borrón y cuenta nueva. El australiano arrancó la segunda manga como si nada hubiera pasado, buscando las buenas sensaciones del comienzo. Pero Nadal tenía otros planes. El español metió presión con el resto y se adelantó en el marcador en el tercer juego con un break. La derecha que tan bien le había funcionado al jugador local empezó a perder fuelle y darle más problemas que alegrías. El número dos abría más la diferencia en el marcador con un nuevo break en el séptimo juego y cerraba la manga con su servicio, 6-2. Tan sólo cedió cinco puntos al resto en todo el set, su nueva arma ya funciona.

Nadal, en modo apisonadora

Costaba creer que éste fuera el segundo partido oficial en cuatro meses para Nadal. El de Manacor siente a la perfección la bola, busca las líneas y muestra un gran juego de piernas para responder cualquier golpe. La derecha le funcionó a la perfección, en carrera, retrocediendo su posición en la pista… “Cada día me siento más confiado” había dicho Nadal tras su debut y vaya si se siente confiado.

El número dos del mundo mostró todo su arsenal de golpes ganadores para gozar de ventaja antes del primer descanso del tercer set y recurrió al ace cuando Edben amenazaba con romperle el servicio. El australiano se aferró a la pista evitando un 1-4 en contra, esta vez sí, más por error del español que perdonó en la red. Pero a la siguiente que tuvo oportunidad, Nadal volvió a hacerse con el servicio de Ebden.

Éste no quería abandonar la Rod Laver Arena y salvó dos bolas de partido, incluso provocó una bola de break, la única de la manga. Pero a la tercera fue la vencida, y con otro golpe de derecha puso el definitivo 6-3, 6-2 y 6-2, sin que se cumplieran las dos horas de partido.

Buen partido de Nadal ante un rival exigente, pero que fue incapaz de romper el servicio del de Manacor. El español tendrá como rival en tercera ronda a otro australiano, Álex de Miñaur. El tenista, de 19 años y de origen español, ganó en cinco sets al suizo Laaksonen, 6-4, 6-2, 6-7, 4-6 y 6-3.

Últimas noticias