EUROLIGA: FENERBAHCE 100-78 REAL MADRID

Paliza del Fenerbahce al Real Madrid, que tiene pie y medio fuera de la Euroliga

llull-fenerbahce-real-madrid-euroliga
Sergio Llull durante el segundo partido de cuartos de la Euroliga ante el Fenerbahce. (AFP)

Ni rastro del Real Madrid en Estambul. Ni rastro de ese gran equipo que se crece en las citas importantes y demuestra que es el actual campeón de Europa. Nueva derrota de los de Pablo Laso frente al Feberbahce (100-78) en el segundo partido de cuartos de final de la Euroliga que complica muchísimo las opciones de los blancos de estar en la Final Four.

El equipo dirigido por Obradovic comenzó el partido sabiendo lo que se estaban jugando y arrolló al Real Madrid en el primer cuarto. Los turcos defendieron muy fuerte y estuvieron acertados en ataque y tras los primeros 10 minutos el resultado era de 27-14. Udoh se hizo dueño de la zona y anotó 7 puntos en este primer periodo. También estuvieron acertados Antic, Datome y Bogdanovic.

El segundo cuarto empezó igual o peor. El Fenerbahce seguía jugando a placer y sólo el parqué parecía que sólo había un equipo. Los locales se pusieron 39-16 tras un parcial de 14-2 y el Real Madrid seguía sin aparecer por el Ulker Sports Arena.

Udoh, desatado, seguía destrozando a los merengues en el poste bajo a base de puntos y tapones. Bogdanovic, por su parte, se encargó de dar un recital anotador sin apenas oposición y con tiros muy cómodos para él. Los turcos se fueron al descanso 25 puntos arriba (54-29) y con la sensación de tener el partido en el bolsillo.

Udoh domina en la pintura

En la segunda parte, el Fenerbahce trató de mantener su gran ventaja, aunque no fue tan superior a los de Laso. Quizás la idea de Obradovic tras el paso por vestuarios era la de asegurarse la victoria y comenzar a ahorrar esfuerzos de cara al tercer partido, que se jugará en Madrid.

Los blancos tuvieron una pequeña reacción en el tercer cuarto, pero nada más lejos de la realidad. Felipe Reyes y Ayón se cargaron de faltas, los turcos volvieron a apretar y se fueron al último cuarto con una ventaja de 28 puntos (76-48).

El cuarto y definitivo periodo fue testimonial. El conjunto merengue tenía perdido el partido y el Fenerbahce ya había hecho todo el trabajo durante los primeros 30 minutos, aunque tuvo tiempo para gustarse. El partido se cerró con un 100-78 en el marcador, y gracias.

Al Real Madrid se le complica muchísimo la eliminatoria y la Final Four de Berlín está más lejos que nunca. Los de Laso tendrán que dar un golpe sobre la mesa en la capital, aunque vista la enorme diferencia en estos dos primeros partidos se antoja muy difícil que los turcos pierdan tres partidos seguidos.

Lo último en Deportes