Copa Libertadores

Oficial: la final River – Boca se jugará en el Santiago Bernabéu

El acuerdo para la celebración del River - Boca en el Estadio Santiago Bernabéu se ha confirmado en la tarde del martes, después de las conversaciones entre la CONMEBOL, la RFEF y el Real Madrid

El ganador del River - Boca tendrá la posibilidad de medirse al Real Madrid en el Mundial de Clubes en el mes de diciembre

El River – Boca ya tiene lugar de celebración. El encuentro de vuelta de la final de la Copa Libertadores se jugará en el estadio Santiago Bernabéu, después de que la Real Federación Española de Fútbol, el Real Madrid y la CONMEBOL hayan llegado a un acuerdo para el traslado del choque a la capital de España. El partido se celebrará el domingo 9 de diciembre a las 20:30 horas en el estadio del vigente campeón de Europa.

“La elección de la administración es que se va a disputar con ambas hinchadas en la ciudad de Madrid en el estadio Santiago Bernabéu. Será el domingo 9 a las 20:30 hora española. Este es el deporte rey. Quienes conocemos esto y sabemos que solo es ganar o perder y no matar o morir estamos dando un paso hacia delante. Quiero empezar agradeciendo al presidente de España, Pedro Sánchez, a Infantino, Ceferin, y mi amigo Florentino Pérez su colaboración”, dijo Alejandro Domínguez, presidente de la CONMEBOL en rueda de prensa.

El encuentro fue suspendido en dos ocasiones el pasado fin de semana en Buenos Aires, a causa de los incidentes ocurridos en la llegada de Boca al estadio Monumental, cuando su autobús fue atacado dejando varios jugadores del equipo Xeneize heridos. La CONMEBOL decidió este martes que el encuentro debía disputarse fuera de Argentina  y a partir de ahí, con la UEFA y la FIFA como intermediarios, se iniciaron las conversaciones con la RFEF para intentar que el partido se jugara en Madrid, lugar ideal por clima, capacidad de estadios e idioma común.

En el Santiago Bernabéu se podrá celebrar el encuentro en condiciones de máxima seguridad, con un despliegue policial máximo para evitar incidentes entre aficiones similares a los que obligaron a la suspensión del choque hace una semana en el Monumental. River Plate no podrá jugar el encuentro más importante de su historia reciente en su estadio, después del lamentable comportamiento de sus aficionados, pero tendrá, al igual que Boca Juniors, la oportunidad de levantar el título más deseado en Sudamérica… aunque a miles de kilómetros de distancia.

Paradójicamente, será el ganador de este partido y consiguiente vencedor de la Copa Libertadores, el que tenga la posibilidad de medirse al Real Madrid en el Mundial de Clubes, torneo que se celebrará entre el 12 y el 22 de diciembre en los Emiratos Árabes Unidos.

Últimas noticias