EL BRASILEÑO ESTÁ DISPUESTO A DEJAR LA LIGUE 1, SEGÚN 'UOL ESPORTE'

Los motivos por los que Neymar se quiere ir del PSG: dureza de los rivales y permisividad arbitral

Los motivos por los que Neymar se quiere ir del PSG: dureza de los rivales y permisividad arbitral
Neymar, sobre el césped, tras lesionarse con el PSG (AFP).

El futuro de Neymar en el PSG apunta a culebrón. El verano apunta a ser movido por el Parque de los Príncipes, por culpa de su estrella. Su continuidad en el conjunto parisino está en el aire y el Real Madrid estaría al acecho del astro brasileño. Ahora, según publica UOL Esporte, el jugador habría dado a su entorno unos motivos que le estarían haciendo valorar seriamente seguir la próxima temporada en la capital francesa.

Las quejas del jugador se centran, sobre todo, en dos aspectos. Uno de ellos es la dureza de los rivales. El jugador se ha quejado en más de una ocasión de la cantidad de faltas que recibe en Francia. Los jugadores encargados de enfrentarse al jugador no tienen otra manera de pararle, por lo que es habitual verle en el suelo. Es uno de los jugadores que más faltas recibe, si no el que más. En su corto periplo por la liga vecina, ha recibido un total de 104 faltas.

Pero no es lo único que le molesta. Al brasileño tampoco le gusta la permisividad con la que cuentan sus rivales. Desde su punto de vista, piensa que los árbitros no sancionan adecuadamente a los jugadores del contrario cuando le pegan. Algo que le ha causado más de un problema, como la expulsión que vio ante el Marsella a finales de octubre, precisamente por sus discrepancias con el colegiado del encuentro.

Además de estos dos motivos, que son los principales, el jugador también tiene quejas acerca del estado del césped de los estadios. Acostumbrado al fútbol español, en el que pasó cuatro temporadas, al llegar a la Ligue 1 se encontró con que los terrenos de juego no estaban en las condiciones más óptimas para el juego. Es habitual ver el verde alto y, en ocasiones, tienen agujeros que impiden la práctica del deporte rey en sus mejores condiciones.

El jugador teme por su integridad física, lo que le ha llevado a cuestionarse su continuidad en el club, al que llegó el pasado verano, tras el pago de 220 millones de euros. Sin embargo, no sólo se encontraría a disgusto por estas razones. Habría que añadir a ellas algunas discrepancias con las decisiones de Emery y con los desplazamientos del club.

El jugador no entiende los motivos por los que el técnico vasco les concentra el día antes de los partidos. La manera habitual de actuar en el Barça es la de concentrarse el mismo día del partido, algo que no sucede en su nuevo club. Además, considera que el club realiza demasiados desplazamientos en bus, aunque la distancia que separe París del destino sea corta.

Por unas cosas u otras, el jugador parece no estar muy feliz en París. Su fichaje rompió el mercado por completo, pero puede volver a hacerlo saltar por los aires el próximo verano. Ante el interés del Real Madrid, Neymar parece dispuesto a marcharse del PSG. Tal es la situación, que Nasser Al-Khelaifi tuvo que viajar a Brasil, donde se recupera de su operación, para calmar los ánimos.

Lo último en Deportes

Últimas noticias