Barrió a Thompson en tres sets (6-2, 6-2, 6-2)

Nadal arranca en modo campeón en Roland Garros

Rafael Nadal superó claramente a Jordan Thompson (6-2, 6-2, 6-2) en un encuentro en el que demuestra que ha llegado a Roland Garros para ganar

Rafa Nadal: todo lo que siempre te preguntaste sobre el tenista

El puntazo de Nadal que dispara la ilusión y deja rendido a su rival

Nadal

Rafael Nadal debuta en Roland Garros subiendo notablemente el nivel de expectativas sobre su figura. Las dudas sobre su preparación para el torneo quedan despejadas, en lo físico y lo tenístico, gracias a una actuación digna de mención ante el australiano Jordan Thompson, desquiciado durante todo el encuentro por la labor de Rafa sobre su particular jardín, en el que todo lo que sea no considerarle en el grupo de máximos favoritos resulta una aberración.

Con su derecha dominando de cabo a rabo el partido, Nadal dejó grandes sensaciones en los intercambios ante un Thompson con más sombras que luces debido al peso del drive del balear, un auténtico martillo durante las dos horas que duró el partido bajo el ambiente nublado y pesado del lunes en París. Rafa fue la luz para un público que ya sabe que puede contar con el trece veces campeón para todo. En lo físico, lo tenístico y lo mental, Nadal despeja las dudas y demuestra que está preparado para ganar de nuevo.

Tras el tanteo inicial, Nadal fue calentando su derecha y mostrándose rápido pese a lo pesadísimo del ambiente en París. El partido iba encaminado a un despiste de Thompson para comenzar a romperse y en el segundo turno de servicio, Rafa confirmó los presagios con una primera rotura que vendría acompañada de una segunda consecutiva que dejaba visto para sentencia el primer set. Con una derecha que corría muchísimo y unas piernas que aceptaban el envite, el 6-2 se dibujaba por primera vez a favor del español. Y no sería la primera vez.

Rafa sólo había cedido una pelota de break ante un tenista desquiciado, que ya no sabía si lanzar la raqueta, disparar su derecha a toda velocidad o resistir desde la red. Thompson aparecía en el partido y lo hacía casi siempre en negativo, con mínimos detalles que muestran la calidad de los tenistas, minimizada por el talento y el dominio absoluto de Nadal en la Philippe Chatrier.

Al 6-2 del segundo set le respondería un tercero de nuevo tranquilo, sin sobresaltos, y confirmando durante la totalidad del partido que en una nueva edición de Roland Garros, Rafael Nadal tiene tantas opciones como el que más para levantar una nueva Copa de los Mosqueteros. Sin molestias en el pie, con un tenis rozando el sobresaliente y en casa, Rafa dispara la ilusión tras semanas de alarma.

Lo último en Deportes

Últimas noticias