EUROCOPA 2016

La insistencia de un buen Morata no tuvo el premio del gol

La insistencia de un buen Morata no tuvo el premio del gol
morata-cech

Álvaro Morata cuajó una positiva actuación en el estreno en la Eurocopa que dejó una victoria in extremis (1-0) de España sobre la República Checa.  El delantero de la Juventus intentó insistentemente y sin suerte marcar el gol que abriera la lata del partido, hasta que fue sustituido por Aduriz. 

El debut en un torneo grande como la Eurocopa puede poner nervioso a muchos jugadores, sean del nivel que sean.  Este no fue el caso de Álvaro Morata, que jugó su primer partido en una competición de máximo nivel con España como si llevara jugando encuentros de este calibre toda la vida, sin amedrentarse por el rival ni por la mala suerte cara a gol. 

Morata fue el elegido por Vicente del Bosque para partir como ‘9’ en el primer once inicial de España. Desde un primer momento, acompañado en las bandas por Silva y Nolito, se mostró hiperactivo y deseando dar soluciones a sus compañeros. En sus pies y tras un buen desmarque tuvo la primera oportunidad del partido, anulada por fuera de juego.

No desistió Morata, que tras una acción colectiva de España, entraba como un obús al primer palo para rematar un centro de Silva, pero volvía a encontrarse con un magistral Cech. La tercera batalla entre delantero y portero volvió a tener el mismo resultado, tras una acción de calidad superior en la que dejó sentado a su marcador y remató cruzado con su pierna menos buena.

Primer cambio de Vicente del Bosque

El descanso llegaba sin goles pero con España asustando a un rival superado por el asedio del vigente campeón, y la segunda parte continuó con el guión marcado. No pasaba ni un minuto de la reanudación cuando el ‘7’ de España volvía a acaparar los focos. Un nuevo pase en profundidad de Iniesta encontraba a Morata en el área, que con una tranquilidad pasmosa cedió atrás en busca de un rematador, y lo que encontró fue el pie de un defensor checo que a punto estuvo de introducirse el balón en su propia portería.

Los jugadores buscaban a su delantero, que volvió a intentarlo un par de veces más antes de que Vicente del Bosque decidiera que fuese el primer cambio de España. Morata, con problemas físicos en los días previos al choque, acababa su participación en el primer partido de la Eurocopa en el minuto 62, con Aduriz ocupando su puesto y sin el gol – que finalmente sí encontró Piqué –  como premio a un buen partido.

Últimas noticias