Sufrió una grave lesión en Assen 92 y en el 94 logró su primer título

Márquez se mira en el espejo de Doohan

Mick Doohan vivió una situación similar a la de Marc Márquez. El australiano sufrió un accidente en Assen 1992 que casi le cuesta la amputación de su pierna derecha

Tras dos años sin ganar (1992 y 1993) volvió más fuerte y en el 94 comenzó la era Doohan (ganó cinco títulos consecutivos). El ilerdense tiene este caso como referencia para volver a lo más alto

Márquez Doohan
Marc Márquez y Mick Doohan tras el GP de Alemania en 2018. (Getty)

Marc Márquez ha recuperado la sonrisa. El piloto de Cervera consiguió el domingo su primera victoria tras volver de la lesión en su circuito talismán. Con esta ya son 11 triunfos consecutivos en Sachsenring. Ni siquiera el hecho de estar mermado físicamente por el hombro impidió que prolongara su reinado. Esta victoria ha desatado la euforia con el ilerdense y, aunque ganar el Mundial es casi imposible, algunos le ven luchando por el título. Sin embargo, Marc, prefiere ser cauto y tiene como referencia el caso Doohan para volver a lo más alto.

En Alemania demostró que si el hombro le responde sigue siendo el mejor. Tras la carrera quiso rebajar un poco la euforia y aseguró que en Assen volverán a estar luchando en la Q2 para entrar en la Q1. Márquez mantiene los pies en el suelo y va paso a paso, siguiendo los plazos marcados en su recuperación. Esta victoria le ha dado un buen chute de moral para afrontar lo que queda de temporada, aunque es consciente de que este año es más de transición, como le pasó a Mick Doohan en 1993.

La conversación con el australiano fue clave para afrontar este proceso con mayor tranquilidad. El cinco veces campeón del mundo de la categoría reina sufrió un grave accidente en Assen 1992 en el que los médicos neerlandeses querían amputarle la pierna derecha. En el momento del accidente iba líder destacada con 65 puntos de ventaja sobre Wayne Rainey. Volvió a falta de dos carreras para el final, siendo todavía líder, pero estaba muy mermado físicamente no pudo evitar que el estadounidense se proclamara campeón.

Al año siguiente vivió un ‘año de transición’ en el que tan sólo pudo ganar una carrera, en San Marino, y fue cuarto en la general. Tenía problemas similares a los de Márquez. No se conseguía adaptar a la moto y cometía errores estúpidos, tal y como contó el propio Marc. Pero Doohan no se rindió y al año siguiente volvió más fuerte que nunca para conseguir su primer título en el 94. Era el inicio de la era Doohan. Después de dos años para olvidar, entre la lesión y los problemas con la moto, el australiano se rehizo y consiguió cinco títulos consecutivos en la categoría de 500cc que le convirtieron en la leyenda que es a día de hoy.

«El tiempo lo arregla todo»

Márquez reconocía tras la victoria que la conversación con Doohan le ayudó mucho. Conocer el caso de una leyenda como él, que pasó por una situación similar, se rehizo y consiguió llegar a lo más alto y escuchar sus consejos le tranquilizó bastante: «Tuve una llamada de casi media hora con Mick Doohan, que me ayudó mucho. Me explicó su caso en la 92-93, cómo se sentía, qué le pasaba, qué errores hacía. Parecía que estaba narrando mi situación».

«Llegó con una moto que habían cambiado los otros pilotos, la cambió y aún así no entendía nada, cometía errores estúpidos que no eran propios de él –errores estúpidos he cometido yo también–. Dice que es normal, que a él le pasó, que luego todo cambia. El tiempo lo arregla todo. Necesitas paciencia y seguir trabajando», comentaba el ilerdense tras su undécima victoria en Alemania.

Tras conocer su historia, Márquez se quedó algo más tranquilo. «Esto te tranquiliza a nivel de piloto porque ves a una leyenda como Mick Doohan que pasó por algo similar y le costó, pero lo acabó sacando». El ocho veces campeón del mundo se fija en el caso del australiano para volver a reinar en MotoGP. Al igual que el ex piloto de Honda, Marc va a hacer dos años sin ser campeón. Aunque él es muy competitivo y siempre quiere ganar y lo dará todo por intentar ganar el Mundial, sabe que este año sus opciones son mínimas y se centra en recuperarse para coger fuerzas de cara a la próxima temporada. Su objetivo no es luchar por el título este curso sino volver al 100% en 2022, listo para volver a dar caña a sus rivales y recuperar su trono.

Lo último en Deportes

Últimas noticias