La defensa madridista, en cuadro

El Madrid se rompe por el centro

real madrid
El Real Madrid está bajo en defensas.

La baja de Ramos deja en cuadro el centro de la defensa madridista para el partido ante el Eibar

Con Varane recuperado, Javi Sánchez se presenta como principal alternativa para acompañarle, aunque Vallejo también podría llegar

El Real Madrid tiene un serio problema en defensa. El conjunto madridista se encuentra en cuadro, con casi todos ellos de baja por lesión, pero el verdadero problema lo tiene en el centro de la zaga, donde sólo Varane estará seguro para el duelo ante el Eibar. Javi Sánchez se presenta como la única alternativa a acompañar al francés, si es que Vallejo no llega tampoco a tiempo.

Lo cierto es que la lesión de Sergio Ramos con España ha trastocado los planes en defensa del conjunto blanco. El capitán tiene una sobrecarga en los aductores, que le ha obligado a abandonar antes de tiempo la concentración de los de Luis Enrique. Su presencia en Ipurúa el sábado está prácticamente descartada, aunque solo sea por no arriesgar.

A las bajas también de Nacho y Vallejo -que podría estar recuperado, aunque tampoco al cien por cien- se une la de Casemiro, que en alguna ocasión ha tenido que hacer de central ante el cuadro defensivo. Por suerte, Varane jugó los 90 minutos con Francia, por lo que llegará al encuentro, aunque antes de su lesión se encontraba bajo de forma y sus errores condenaron a los blancos en más de un partido.

También podrá contar Solari con Carvajal y Marcelo que tras un mes de ausencia vuelven a los terrenos de juego, ya recuperados. Su ausencia y la de Reguilón, también fuera por problemas físicos, hubiera dejado aún más tocado al conjunto blanco a la hora de confeccionar un equipo con el que medirse a los vascos.

Ante el Eibar, con Javi Sánchez

La mala suerte parece haberse cebado con los madridistas en defensa. Las lesiones han atacado además en el momento menos oportuno, cuando deben salir por completo de la crisis en la que se vio sumido el club semanas atrás y que terminó con Lopetegui despedido. Los blancos se rompen y lo hacen por una de las zonas más comprometidas y en la que cuentan con menos hombres.

El principal beneficiado de esta situación es Javi Sánchez, que con el nuevo técnico blanco y ante la plaga de lesiones ha visto su oportunidad y se ha hecho con un hueco como central. Durante los dos últimos partidos el canterano ha tenido que salir como urgencia desde el banquillo, dando un buen nivel. Ante el Eibar podría tener su oportunidad de inicio.

Lo último en Deportes