Lo desveló en El Chiringuito de Jugones

Inda: «Valverde se la juega en el Clásico»

Ernesto Valverde se puede jugar el turrón navideño en el Clásico ante el Real Madrid en el Camp Nou. Una derrota podría dejarle fuera antes de tiempo. Así lo desveló Eduardo Inda en El Chiringuito.

En las oficinas del Camp Nou, al menos en algunos de sus despachos, existe cada vez mayor descontento con el rumbo y la gestión esta temporada de la plantilla por parte de Ernesto Valverde. El juego del equipo, sumado a los resultados, está generando una vertiente de preocupación y malestar en un sector de la directiva blaugrana, que está defraudada con el rendimiento que está ofreciendo el Barça.

Eduardo Inda lo desveló en El Chiringuito: "La Junta del Barcelona está casi en unanimidad sobre la no idoneidad del entrenador para el Barcelona". "Nunca lo han querido en la Junta, al menos en los dos últimos años", continuó. "En verano lo mantuvo el núcleo del vestuario por boca de Messi, pero si pierde el Clásico y el Barcelona se aleja en la Liga no descartaría que Valverde no se comiera el turrón", concluyó el director de OKDIARIO.

El Barcelona enlaza cuatro triunfos consecutivos, aunque tres de ellos fueron en casa bajo el paraguas del Camp Nou (Villarreal, Inter y Sevilla) y solo uno fuera, ante el Getafe en el Coliseum. Lo que preocupa realmente a estas alturas es el pobre juego del equipo, su dificultad para dominar y los síntomas de debilidad que muestra ante casi cualquier rival que decida plantarle cara. En definitiva, la falta de rendimiento y contundencia de una plantilla tasada en una millonada y por la que se han invertido más de 200 millones de euros este pasado verano.

Parte de la cúpula culé está cansada de Ernesto Valverde al que ven peligrar en su puesto de continuar en este línea de resultados y de juego. No es todavía algo tangible, que si Valverde cae en alguno de sus próximos compromisos la directiva apueste por destituirle. Esto no significa que si pierde vaya a ser despedido de inmediato, pero se considera que de no mejorar ese rendimiento, está en serio peligro de no comerse el turrón este invierno en el Camp Nou.

A decir verdad, el calendario que tiene Valverde es plácido para que esto no ocurra. En el horizonte solo está el gran Clásico del fútbol español ante el Real Madrid, que además jugará como local en el feudo blaugrana a finales de este mes de octubre. Antes, duelos como visitante ante el Eibar en Liga y ante el Slavia de Praga en Champions League. Luego, Valladolid (casa), Levante (fuera), de nuevo Slavia de Praga (fuera) o Celta de Vigo (casa).

Pero esa corriente que está molesta con Valverde no está muy por la labor de darle tiempo y paciencia al técnico. Necesitan un motivo, un detonante que permite justificar el despido del cacereño antes de tiempo. De hecho, el Clásico está marcado en rojo como duelo decisivo para el culé. Si el Real Madrid logra llevarse los tres puntos del Camp Nou y toman distancia en la clasificación liguera, este sector podría hacer fuerza para que se tomara la decisión de fulminar a Ernesto Valverde del banquillo del Fútbol Club Barcelona. Ernesto se la juega en el Clásico.

Lo último en Deportes

Últimas noticias