Mundial de Balonmano Femenino

España cae ante Holanda en un polémico final y se lleva una plata con sabor a oro

España cayó (29-30) en la final del Mundial de Balonmano Femenino ante Holanda y se lleva la plata

Todo se decidió en un polémico final en el que las árbitras francés pitaron un siete metros a favor de Holanda

España cae ante Holanda en un polémico final y se lleva una plata con sabor a oro
España vs Holanda, final del Mundial de Balonmano Femenino en directo

No pudo ser. España cayó derrotada en la final del Mundial de Balonmano Femenino ante Holanda (29-30) y se lleva de Japón una plata con sabor a oro. Las Guerreras cayeron de forma trágica en el último segundo después de que el equipo tulipán anotará un polémico siete metros final. Ainhoa obstaculizó el saque de la meta holandesa fuera del área rival pero las árbitras francesas pitaron la infracción que le acabó costando la victoria a España.

España tenía una cita con la historia. Después de un Mundial impoluto, la selección española de balonmano femenino se presentaba por primera vez en su historia en una final. Para comprender la magnitud de esta epopeya, basta saber que en el último campeonato del mundo fue décima y en el Europeo sólo pudo ser duodécima. Así que esta final era tan inesperada como merecida, y como es lógico siempre que se traba de la primera vez, había nervios y mística. Pero ahí estaba España, ante Holanda y con el gol de Iniesta pululando en el ambiente.

Esta vez no era en Johannesburgo, era en Kumamoto (Japón) donde el himno español afloró y se coló en la casa de media España que estaba presente delante del televisor para vivir un acontecimiento histórico. Porque el balonmano femenino español estaba soñando con algo con lo que no tenía casi derecho hace unos años. La cita merecía la pena. El primer gol de Ainhoa Hernández, una buena defensa y dos contragolpes finiquitados de forma impoluta por Cabral sirvieron para espantar todos los nervios y dejar solo lugar al talento.

Llegados al minuto seis de partido, España mandaba en el marcador de forma contundente (6-2) y ello obligaba al seleccionador holandés a pedir clemencia en forma de tiempo muerto. La defensa española, la mejor del mundo, podía con el mejor ataque. Llegados a los diez minutos, la diferencia seguía siendo de cuatro goles (9-5). Aún quedaba un mundo, pero conquistarlo no iba a ser nada sencillo.

Y eso lo demostró Holanda los seis minutos siguientes consiguiendo igualar el marcador a nueve tantos. El equipo tulipán castigó los despistes defensivos de las Guerreras y eso obligó al técnico español a pedir un tiempo muerto y dar señal de aviso. España siguió reinando en el marcador hasta que a los 26 minutos Holanda se puso por delante (12-13) por primera vez en la final. Esto mermó el ánimo de las españolas que acabaron marchándose tres abajo al descanso (13-16). Tocaba heroicidad en la segunda mitad.

España da la cara hasta el final

Un parcial de 2-1 favorable a las Guerreras hicieron presagiar algo bueno pero Holanda no se achicó y llegó a ponerse cuatro arriba cuando no había transcurrido siete minutos de la segunda mitad. La afrenta cada vez era más complicada. Y más cuesta arriba se puso cuando se llegó al minuto 40 con un 15-22 en contra. Eso obligo al seleccionador español a pedir un tiempo muerto en busca del milagro. Estaba complicado pero había que creer… y con las Guerreras más.

Cuando más hundida parecía España, de repente despertó para ponerse sólo dos abajo (21-23) en el marcador. Aún había partido. Con Holanda en su peor momento del partido, las Guerreras tuvieron hasta en tres ocasiones la oportunidad de meterse uno abajo pero estas cayeron en saco roto. Tras mucho insistir, las españolas se pusieron uno abajo y a falta de poco menos de diez minutos estaba dentro de la final (25-26).

España tenía la remontada en la mano pero a falta de cinco minutos, el empate se resistía. El poderío holandés y el infortunio se unían para decir a las Guerreras que hoy no era el día. Pero Marta López se encargó de romper la lógica establecida igualando el marcador tras una buena contra a dos minutos del final. Empatadas a 29, el Mundial de Balonmano Femenino se iba a decidir en el último minuto. España bola de partido tras un pasivo de Holanda. La prórroga parecía asegurada pero Barbosa falló y esto desembocó en un polémico siete metros final que Holanda no desaprovechó. Ainhoa blocó el saque de la portera holandesa fuera del área rival pero la árbitra pitó la infracción. España acabó perdiendo de forma trágica pero se lleva una plata con sabor a oro.

Lo último en Deportes

Últimas noticias