GRAN PREMIO DE MALASIA DE MOTO GP

Dovizioso castiga la prudencia de Rossi y se corona en Sepang

rossi-dovizioso
Rossi lidera el tren de cabeza en Malasia. (AFP)

Andrea Dovizioso se hizo con la victoria en el Gran Premio de Malasia de Moto GP, en una carrera marcada por la lluvia y que corona al italiano siete años después en lo más alto del podio de la categoría reina. Valentino Rossi entró segundo, confirmando el subcampeonato, después de perder comba en los últimos giros y Jorge Lorenzo, beneficiado por las caídas de Iannone y Márquez, completó el podio. 

La salida, con Dovizioso al frente tras su pole y la pista mojada, dejaba entrever una carrera espectacular. La salida demostró la ambición de un amplio grupo de pilotos que pronto se puso al frente, con Iannone como uno de los más destacados en una de sus últimas carreras con Ducati –pasará a llevar una Suzuki en 2017–. Los tres grandes de la parrilla, Márquez, Rossi y Lorenzo, se encontraban en el tren de cabeza, con posibilidades de duelo entre ellos en ‘el lugar de la patada’, aunque ya sin nada en juego después de la confirmación del título del de Cervera.

Del grupo, y según los giros pasaban, comenzaba a descolgarse Lorenzo, que vio como, una vez más, la lluvia acrecentaba su debilidad en una temporada que sin duda no ha sido la suya. Las caídas, eso sí, empezaron a hacer acto de presencia y acabaron beneficiando la prudencia del balear. Primero Crutchlow, y acto seguido Márquez y Iannone –cada uno por su cuenta– se encontraron con el suelo, diciendo adiós a las opciones de victoria y dejando la lucha en un duelo entre Dovizioso y Rossi, con Jorge en una cómoda tercera plaza, sin opción de más pero con los de detrás

Las últimas vueltas trajeron también una lucha fratricida entre las dos Ducati del equipo Avintia, con la cuarta posición como objetivo mayor para Loris Baz y Héctor Barberá, que finalmente logró el de Dos Aguas, en una meritoria actuación.

En estas, una pasada de frenada de Rossi le dio el liderato al poleman Dovizioso, que empezó a imponer el ritmo y la potencia de Ducati en las rectas ante el conformismo de Rossi, que empezó a perder casi un segundo por vuelta hasta el final de carrera, en la que una bandera italiana ondearía en lo más alto del podio de Sepang, pero no sería en homenaje al ’46’.

Lo último en Deportes

Últimas noticias