PARTIDO AMISTOSO

Combate nulo entre España y Alemania

españa
España salió viva de su visita en Alemania.

España y Alemania firmaron tablas en el duelo entre las dos últimas campeonas del mundo de fútbol. Un tempranero gol de Rodrigo Moreno fue contrarrestado por un zapatazo de Müller a la media hora. Los dos equipos pudieron marcar, pero Ter Stegen y De Gea protagonizaron una escalada de paradas imposibles que hicieron que el luminoso no se moviese el resto del partido.

Los nuestros sacan sensaciones positivas de una primera mitad en la que tuvieron el control del juego, aunque en la segunda sufrieron para contener el empuje de los locales en un choque en el que el empate es el resultado más justo, pese a que pudieron ganar.

Los pupilos de Julen Lopetegui hicieron un inicio brillante mediante la presión alta y el toque de balón rápido, en corto y preciso. Con estos mimbres, Alemania poco tenía que hacer ante los nuestros y eso se puso de manifiesto en el minuto 5 con un pase tremendo al hueco de Andrés Iniesta que dejó sólo a Rodrigo contra Ter Stegen. El hispano-brasileño fusiló con la zurda sin contemplaciones la salida del portero culé.

La jugada dejó claro lo que Rodrigo puede dar a este equipo: movilidad, velocidad y definición. El jugador del Valencia destacó en un once lleno de jugones y parece ser más idóneo que Diego Costa para ocupar el puesto de delantero si mantiene su actual nivel de forma.

España se echó atrás debido a la gran intensidad de la presión teutona lideradas por Kroos y Khedira. Los anfitriones fueron poco a poco sumando ocasiones, pese a que España lindó con el segundo tanto en diversas contra. Isco, Silva y Rodrigo se quedaron a milímetros de rematar balones claros de gol.

Los de Lopetegui estaban cómodos en el encuentro, en parte porque Metsul Özil no conseguía entrar en juego con fluidez. El ex jugador del Real Madrid es la sombra de lo que fue cuando jugaba en nuestro país, aunque nunca hay que confiarse con una superpotencia como Alemania.

Esa sensación la rubricó Thomas Müller con un golazo para igualar el marcador pasada la media hora. El jugador del Bayern cazó un balón desde la frontal del área y encañonó con el empeine-interior para poner el esférico en la escuadra ante la estirada de un De Gea que no podía obrar el milagro.

El tanto sirvió para que España retomase el control del balón, aunque faltó profundidad. Koke e Isco están lejos del nivel esperado y eso se nota en una circulación que no fluyó a la velocidad idónea, especialmente en situaciones de presión.

Aprieta Alemania y aparece De Gea

El descanso hizo que los dos equipos cambiasen de idea buscando transiciones más rápidas y un juego eléctrico. Iniesta se quedó en la caseta y España se partió en dos. Alemania golpeó primero con un zapatazo de Draxler al minuto de juego intentando emular a Müller en el primer gol. El jugador del PSG se encontró una tremenda parada de De Gea.

España respondió diez minutos después con una ocasión tremenda para Isco que marró contra el cuerpo de Ter Stegen. Un minuto después, los locales volvían a responder con un tiro ajustado al poste de Gündogan que volvió a sacar De Gea. El partido se había vuelto loco con dos escuadras partidas y un buen montón de ocasiones.

Lopetegui miraba en su banquillo buscando soluciones y sacrificó posesión de balón a cambio de contención con la entrada de Saúl, Asensio, Lucas y Costa. Alemania, sin embargo, no cedía en su empeño y volvía a avisar en el minuto 65 con un cabezazo de Hummels al larguero. Los nuestros se despistaron y casi lo pagan carísimo.

El carrusel de cambios hizo que los alemanes fuesen perdiendo poco a poco empaque. España tuvo una clarísima en las botas de Diego Costa que se durmió con todo a favor con Ter Stegen. El partido bajó revoluciones y las dos últimas campeonas del mundo firmaron unas tablas que contentan a ambos. Lopetegui puede sacar algo en claro: no hay un portero mejor que De Gea para este equipo.

Lo último en Deportes

Últimas noticias