Fórmula 1: Gran Premio de Brasil

Carlos Sainz hace la carrera de su vida: de último a tercero en Brasil

carlos sainz
La secuencia de la carrera en la que Carlos Sainz se confirmó como estrella.

Brasil vivió la carrera del año en la Fórmula 1. Carlos Sainz se convirtió en uno de los protagonistas al salir desde la última posición y remontar hasta el tercer puesto, después de que los jueces sancionasen a Lewis Hamilton con cinco segundos de penalización. El español se benefició de una guerra interna en Ferrari que acabó con sus dos pilotos contra el muro y del Mercedes de Bottas reventando el motor para remontar en una carrera loca.

McLaren decidió cambiar el motor Renault del monoplaza de Carlos Sainz y como consecuencia el español salió el último de la carrera. En un circuito poco propicio para las cualidades del coche británico, el madrileño gestionó a la perfección sus oportunidades y sus neumáticos remontando siete posiciones tras las cinco primeras vueltas.

Por delante, Verstappen y Hamilton vivían su enésima batalla de la temporada pasándose constantemente tras una primera parada muy movida. Vettel estaba tercero afilando el cuchillo a la espera de acontecimientos, mientras que por detrás Bottas freía su motor tras ser incapaz de adelantar a Leclerc.

El safety-car juntó a todo el grupo y desencadenó diversas hostilidades con Verstappen y Hamilton pasándose y repasándose una y otra vez. Pero lo que se venía por detrás era un duelo sin órdenes de equipo entre Vettel y Leclerc que acabó con ambos contra un muro tras pincharse las ruedas e intercambiar insultos por radio. Ese choque múltiple trajo un nuevo safety-car y dio alas a un Carlos Sainz que aguantaba con una única parada, mientras que sus rivales tenían neumáticos mucho más frescos.

Nadie sabe todavía cómo lo hizo el madrileño, pero el hecho es que resistió a Raikonnen y su Alfa Romeo como un jabato. Carlos Sainz se sonreía con conformarse con la quinta plaza, pero pasaron más cosas en el reinicio de la carrera a tres vueltas del final. Hamilton había parado cayendo hasta la cuarta plaza a cambio de unos neumáticos nuevos y se volvió loco por remontar ante los cachorros de Red Bull.

Pasó a Gassly como un misil y se fue a por Albon. Hamilton arrolló al tailandés y le dejó sin su preciado podio. Gassly aprovechó para pasar al hexacampeón del mundo y éste no pudo pasarle por falta de vueltas. El toque de Lewis a Gassly provocó una hora después de la carrera el primer podio del español. Al británico le caían cinco segundos de sanción y Carlos Sainz podía celebrar su primera presencia en el podio. McLaren no había llegado a esa posición desde marzo de 2014. Un hito que ni Fernando Alonso pudo conseguir.

Lo último en Deportes

Últimas noticias