Real Madrid - Chelsea: Corazón Classic Match

El Bernabéu vuelve a latir en una fiesta protagonizada por Raúl

Raúl González
Raúl González y su clásica celebración en el Bernabéu (EFE).

El Santiago Bernabéu fue una fiesta este domingo con motivo del Corazón Classic Match, que enfrentó al Real Madrid y al Chelsea. Raúl fue el gran protagonista con un doblete en un duelo que tuvo emoción hasta el final y que acabó 5-4 para los blancos.

Cómo disfrutó este domingo el Santiago Bernabéu con el Corazón Classic Match y con el eterno capitán, con un Raúl González que sigue siendo un ídolo en el estadio blanco por muchos años que pasen. El equipo merengue de veteranos se impuso por 5-4 a un Chelsea que dio guerra en un partido de leyendas que tuvo emoción, muchos goles y un gran nivel futbolístico.

Raúl sigue siendo el más listo de la clase. En el minuto 10, en pleno acecho del Real Madrid, el eterno capitán del Real Madrid forzó un error del portero Cudicini tras una jugada individual de Baptista, se le quedó el balón muerto y mandó el esférico al fondo de la red, inaugurando el electrónico. No tardó en llegar el segundo, obra de Morientes tres minutos después. Espectacular jugada colectiva de los blancos, con detalle de Guti marca de la casa incluido, que acabó el ‘Moro’ con un colocado disparo que supuso el 2-0. 

Morientes también marcó dos

El arranque del Real Madrid fue fulminante. Antes del ecuador de la primera mitad, Morientes aumentaba su cuenta con un golazo de cabeza tras un maravilloso centro de Amavisca. No se rendía el Chelsea, que en dos minutos marcó dos goles.  Recortó distancias por medio de Shevchenko, que lanzó un penalti provocado por él mismo, y Poyet hizo el 3-2 de cabeza en el 25′. Tarde de golazos en el Santiago Bernabéu, que fue una auténtica fiesta con olas, cánticos, ovaciones… El siguiente en ver puerta fue Karembeu, que hizo el 4-2 con un fuerte disparo desde fuera del área que entró rozando el palo.

Ya en la segunda mitad, carrusel de cambios y de nuevo goles tempraneros. Gallas recortó distancias de nuevo tras el paso por los vestuarios, haciendo el 4-3 y poniendo algo más emoción hasta que Raúl volvió a mojar, esta vez de penalti, lanzándolo por toda la escuadra y poniendo el 5-3 en el marcador. No agachaba la cabeza un correoso Chelsea que volvió a acercarse gracias al tanto de un Malouda que fue uno de los que en mejor tono físico está (5-4). Apretaron los blues en busca del empate, pero supo sufrir el Real Madrid en el tramo final y se llevó el triunfo en un partido de veteranos en el que se pudo ver un gran nivel futbolístico.

Lo último en Deportes