El esloveno, brillante campeón del Tour de Francia 2020

Bennett triunfa en la fiesta final del Tour de Pogacar

Sam Bennett se proclamó vencedor en París de la etapa 21 del Tour de Francia, la última de una ronda marcada por la espectacular victoria en la general de Tadej Pogacar

Así queda la clasificación del Tour de Francia 2020

Pogacar Tour
Tadej Pogacar, en el podio de París. (AFP)

El Tour de Francia cierra el telón en su escenario habitual, los glamourosos Campos Elíseos de París, y con un ganador absolutamente excepcional. Tadej Pogacar convertirá la edición de 2020 en extraordinaria desde este domingo y con el paso de los años, y Sam Bennett contará con el privilegio de ser el último vencedor de esta carrera. El sprinter irlandés mostró su superioridad como velocista y completa su doblete en el Tour, a lo que hay que sumar el maillot verde de la regularidad, el único que no pudo llevarse Pogacar.

El último día de Tour es siempre un día de fiesta para los ganadores, que celebran en un pelotón en el que acostumbran a esconderse los vencidos. No fue así con Primoz Roglic, el gran derrotado después del sorpasso de Pogacar en la Planche de Belles Filles. Sin embargo, el esloveno de Jumbo-Visma dio una lección de deportividad, y se abrazó a su compatriota para felicitarle de forma pública un día después del peor momento de su carrera profesional.

Entre los vencedores, por supuesto, está el UAE Emirates. El equipo de Tadej Pogacar, que no el más fuerte del Tour, sólo contó con David de la Cruz como sustento real del esloveno en la montaña, y en la última semana, pero el triunfo del líder es también el suyo, y así lo demostraron ataviados con bicicletas y calcetines amarillos, a conjunto con un Pogacar de amarillo impoluto, en su primer y único día con el maillot de líder. No le hizo falta más.

En cuanto a la etapa, el recorrido previo a la llegada del circuito en París dio pie a fotos, brindis y celebraciones de los ganadores, como es habitual, pero una vez llegados los Campos Elíseos, la fiesta se tornó en batalla en busca del último sprint de la ronda. El glamour de la capital gala dio paso a varios intentos de fuga frustrados y a una aproximación sólo apta para velocistas.

El tren de Deceuninck-Quick Step tomó la alternativa al hipercombativo Sunweb para guiar los kilómetros finales, con una secuencia que se conoce casi de memoria. Asgreen y su maillot danés lideraron el último kilómetro para dar paso a su compatriota Morkov, en virtud de lanzador. La preparación era perfecta para el gigante irlandés, Sam Bennett, ahora también gigante verde, que no iba a fallar para imponerse en París y destacarse como el invitado más especial de la fiesta de Tadej Pogacar, que entraba segundos después abrazado a la gloria. 

Lo último en Deportes

Últimas noticias