Deben dinero a Kike Saverio, Chumi, Guillem Jaime y Sergi Puig

El Barça B no puede fichar porque se niega a pagar una prima de 40.000 euros a cuatro futbolistas

Tusquets
Carlos Tusquets, presidente de la Junta Gestora del Barcelona. (EFE)

El Barcelona B acaba de consumir un nuevo esperpento en gestión económica. El filial culé, por el momento, no podrá fichar en este mercado invernal –donde está en juego que disputen la próxima temporada Segunda, Segunda B o Tercera División– después de ser denunciados por cuatro futbolistas ante AFE y ésta resolver a su favor impidiendo que los azulgrana puedan adquirir nuevos jugadores.

En total, el club culé adeuda 10.000 euros a cada jugador por la prima de clasificación para el ascenso a Segunda División de la temporada pasada. Kike Saverio, Chumi, Guillem Jaime y Sergi Puig han denunciado que no les ha pagado esa cantidad, mientras que el club considera que no se las adeuda al no haber jugado aquellos partidos –se disputaron en julio– tras no alcanzar un acuerdo de renovación con los cuatro.

Tras meses de deliberación, la Asociación de Futbolistas Españoles ha dado la razón a los jugadores dejando al filial culé en un situación delicada al no poder reforzarse. Pese a que desembolsaron 13 millones de euros en el anterior mercado de fichajes en los fichajes de Matheus Pereira, Gustavo Maia y Moussa Ndiaye, el equipo de García Pimienta no lleva una trayectoria brillante habiendo conseguido únicamente 13 puntos en nueve partidos marchando en tercera posición del Grupo 3 A.

Según ha podido saber OKDIARIO, la Federación Española de Fútbol les permitirá fichar siempre y cuando paguen la cantidades que adeudan a esos cuatro futbolistas. Al fin y al cabo ese dinero es un tercio de lo que cobra Messi al día en la disciplina azulgrana. Tusquets tendrá que ceder si no quiere dejar a su filial en una situación incómoda en una temporada decisiva al jugarse un triple ascenso.

Lo último en Deportes

Últimas noticias