CHAMPIONS LEAGUE: ATLÉTICO VS ROMA

Aquí no se rinde nadie (2-0)

Atlético
Los jugadores del Atlético celebran un gol a la Roma. (AFP)

El Atlético salió decidido. Solo le valía ganar para seguir vivo, más aún tras la victoria del Chelsea. Y así lo hizo. Liderados por el mejor Griezmann del año consiguieron su primera victoria en esta Champions y la primera de la historia del Metropolitano. Además dejaron la portería a cero. El delantero francés anotó un golazo para abrir la lata y asistió a Gameiro en el segundo  y definitivo.

Empezó con fuerza, presionando la salida de balón de la Roma, no dejándoles hacer su juego. Por mediación de Torres y Carrasco generaron bastante peligro. Llegaban con claridad pero no conseguían materializar las ocasiones. Primero El Niño no llega por centímetros a un centro chut de Lucas. Luego Carrasco la manda al lateral de la red, Koke cabecea a las manos de Alisson, Griezmann y Torres no alcanzan el centro del belga…

Estaban dominando pero a la contra la Roma les estaba haciendo mucho daño. Llegaban con cierta facilidad por el flanco diestro de la zaga rojiblanca, la banda de Thomas. La defensa del Atleti se tuvo que emplear al máximo para impedir los disparos rivales. Giménez y Filipe ejercieron de salvadores en varias acciones

En el minuto 42 el colegiado holandés, Björn Kuipers, anuló un gran gol de Augusto por mano en el despeje de Nainggolan, sin embargo, y pese a tenerla pegada, el árbitro entendió voluntariedad en la acción e impidió que sea adelantaran en el marcador. El Atleti siguió intentándolo antes del descanso. La idea estaba clara: balones a Torres y Carrasco. Estaban siendo los más peligrosos del cuadro local en los primeros 45 minutos.

El Niño fue un quebradero de cabeza para los centrales, mientras el belga causó mucho peligro por la banda. La grada empujó al equipo desde el minuto uno. Tal y como pidió la plantilla y el presidente cambiaron los pitos por aplausos para Antoine Griezman y corearon su nombre en los instantes iniciales.

En la segunda mitad Carrasco volvió a ser un puñal por la banda izquierda. Lo intentaba constantemente el belga pero su esfuerzo no tenía recompensa. El gol no llegaba y Simeone movió el banquillo. En el 57 sacó a Correa, el revulsivo de este equipo, por Augusto y el Atleti pasó al ataque con un 4-3-3. Nada más entrar, el argentino, dio el primer aviso.

Griezmann ha vuelto

Nainggolan metió el miedo en el cuerpo con un centro envenenado que se estrelló en el palo. A partir de ahí reaccionó levemente la Roma. Perotti y Kolarov estaban dando la noche a Thomas por esa banda. Simeone siguió con los cambios en busca del gol. Primero sacó a Gabi y quitó a Koke y posteriormente dio entrada a Gameiro por Carrasco. Cuatro delanteros sobre el terreno de juego.

Entonces apareció el de siempre, Antoine Griezmann. El Metropolitano se vino abajo con el golazo del francés. Correa llega muy forzado a la línea de fondo, la pone atrás donde aparece el galo que, de chilena, batió a Alisson. Le pedían goles, que apareciera en los partidos importantes, cuando más le necesitaba el Atleti y lo hizo.

Desde el inicio salió a dejarse el alma por este escudo. Llevaba desde el 27 de septiembre –contra el Chelsea– sin marcar. Tanto él como sus compañeros estaban convencidos de que acabaría llegando más pronto que tarde. Pero sus declaraciones no gustaron a la afición y provocaron la pitada en el derbi. Frente a la Roma los cambiaron por aplausos y Antoine respondió como mejor sabe, marcando. Volvió a ser el «Messi del Atlético». Todo el banquillo estalló de alegría.

Correa revoluciona el partido

Una vez más Ángel Correa le metió otra marcha más al Atleti. Su entrada cambió el choque por completo. Nada más entrar ya dio muestras de lo que estaba por venir. Le dio un plus al equipo y terminó asistiendo a Griezmann en el primer tanto. A partir de ahí el duelo cambió. Los rojiblancos se hicieron amos y señores del encuentro. Por fin había llegado el ansiado gol mediante una jugada en el Metropolitano.

Los pupilos del Cholo comenzaron a jugar al fútbol. Sacaron su mejor versión. Torres estuvo muy activo durante los 90 minutos. Tuvo ocasiones pero no estuvo acertado. Incluso pudo hacer el 2-0. A raíz del gol de Griezmann, el Metropolitano se vino arriba y fue una auténtica olla a presión. Llevó en volandas a su equipo hasta el final.

Empujados por la afición llegó el segundo. Gameiro sentenció el choque en el 85. Otra vez decisivo Griezmann. Aparece entre líneas y le mete un pase en profundidad a su compatriota que, aguanta la salida del portero, le recorta y anota a puerta vacía. El 7 sacó su mejor versión de la temporada en el momento más crítico. Mientras haya vida hay esperanza, Griezmann no se rinde y el Atlético sigue vivo en Champions tras esta victoria.

Lo último en Deportes

Últimas noticias