La canadiense se aprovechó del bajo nivel de su rival (6-3, 7-5)

Andreescu alarga la maldición de Serena y conquista su primer US Open con 19 años

Bianca Andreescu hizo historia al conquistar su primer US Open con sólo 19 años. La tenista canadiense se impuso a una Serena Williams que mostró su peor versión en su segunda final perdida de forma consecutiva en Nueva York.

Andreescu
Serena Williams y Bianca Andreescu. (Getty)

Bianca Andreescu ha llegado a la élite del tenis femenino para quedarse. Campeona en Indian Wells y Montreal en la presente temporada, la joven canadiense de 19 años logró el mayor triunfo de su carrera al conquistar el US Open en una final histórica en la que se aprovechó del cortocircuito, el cuarto consecutivo en una final de Grand Slam, de Serena Williams. La estadounidense volvió a verse consumida con los nervios y se quedó una vez más sin su 24ª Grand Slam.

En lo que podía considerarse casi una repetición de lo acontecido en 2018, Serena Williams se presentaba ante la oportunidad de ganar su séptimo título en Flushing Meadows con una promesa en ciernes como contrincante. De nuevo frente a una joven y de nuevo cortocircuitada, el pesimismo y las dobles faltas inundaron a una Serena que no pudo sostener el ritmo frenético de Andreescu, quien a sus escasos 19 años iba a hacerse con el primer set ante el asombro del público, más pendiente de los lamentos de la menor de las Williams que de la explosión de la joven de origen rumano.

Serena no se encontraba y prueba de ello era el 2-0 con el que iba a comenzar la segunda manga. Errática hasta la extenuación, la estadounidense deambulaba por la pista dando la sensación de necesitar que acabara una nueva pesadilla, la cuarta en sus últimas cuatro finales de Grand Slam.

Para muchos considerada como una de las tres mejores tenistas de la historia, Serena sólo se activó al recibir la primera pelota de partido en contra. Andreescu pudo ganar el partido, hasta ese momento paliza, con 5-1 y 30-40, pero el despertar de Williams convirtió el disfrute en nervios para la canadiense, forzando la situación hasta poner las tablas en la segunda manga.

En un brote de valentía y madurez impropia para su edad, teniendo en cuenta el escenario, Andreescu logró recuperar la senda del triunfo con el 6-5, en un juego de servicio que le dio alas para minutos después, y aprovechando el regreso de los fantasmas al servicio de Serena, asestar el golpe definitivo y proclamarse, con todo merecimiento, campeona del US Open 2019. Ha nacido una estrella.

Lo último en Deportes

Últimas noticias