Entrevista con el presidente del Comité Olímpico Español

Alejandro Blanco: «No volveremos a la normalidad hasta que veamos público en los estadios»

Ver vídeo

Alejandro Blanco es un hombre tranquilo tras saber que se tomó la decisión más sensata. No habrá Juegos Olímpicos en 2020 por culpa del coronavirus y el dirigente se muestra optimista de cara a que en 2021 se puedan celebrar en Tokio. Diplomático siempre, no critica al Gobierno por su gestión de la crisis y tiende el brazo al Consejo Superior de los Deportes para trabajar conjuntamente para que a los deportistas no le falte de nada en la crisis que se avecina.

El presidente del Comité Olímpico también se muestra preocupado por la crisis del fútbol español y admite que el deporte no será lo mismo hasta que el público no regrese a los estadios. Alejandro Blanco no tiene dudas de que el deporte saldrá reforzado tras la pandemia.

PREGUNTA: ¿Cómo está pasando el confinamiento?

R: La diferencia está en el sitio en el que estás. Habitualmente estabas en el despacho o moviéndote de un evento a otro y ahora estás en casa continuamente debido al confinamiento. Ha cambiado la forma de trabajar, ha cambiado la forma de conectarte, pero sigues en marcha con todo. Con las videoconferencias, las llamadas, el trabajo sigue siendo intenso y no paramos.

P: ¿Funciona el teletrabajo?

R: Está funcionando porque todo el personal del COE está trabajando ahora. Es verdad que la actividad se ha reducido porque el deporte entero está paralizado, pero siempre tienes temas de qué hablar y sobretodo del día después de la vuelta a la normalidad. Con el teletrabajo estamos supliendo estar todos juntos como hacíamos en el COE.

P: ¿Fue lo más sensato aplazar los Juegos Olímpicos?

R: Fue lo más sensato y lo que había que hacer. La única historia era cuando se tenía que aplazar porque Thomas Bach tenía que tomar la decisión y no era personal. Tenía que recibir mucha información de todo el mundo y esencialmente del Comité Organizador porque aplazar unos Juegos Olímpicos no es poca historia, es el evento más importante que hay en el mundo del deporte. También era importante saber los informes de la OMS porque realmente nosotros no podíamos controlar la pandemia y queríamos hacer unos Juegos con seguridad absoluta en el tema sanitario. Cuando tuvo todos los datos fue cuando tomó la decisión. Hay que recordar que en apenas una semana el coronavirus se expandió a 140 países. Aquello que en un primer momento era prioritario para España e Italia porque fuimos los primeros, luego se expandió a todos la necesidad de aplazamiento. La decisión es justa y se tomó en el momento que debía.

P: ¿Hubiésemos ido con mucha desventaja a los Juegos Olímpicos de haberse celebrado?

R: Para todos aquellos países en los que los deportistas estaban confinados era una situación difícil. Tú no puedes decirle a cuatro meses de unos Juegos Olímpicos que un deportista pare un mes entero sin hacer actividad y que luego los prepare bien. Eso es imposible. Todos aquellos deportistas de aquellos países que tenían más presente el coronavirus en el inicio estaban en desventaja y eso es uno de los factores clave. El COI decidió darse un plazo y creo que han resuelto muy bien la situación poniendo una fecha casi exactamente igual un año después. Esperemos que en ese momento el coronavirus esté por fin controlado y todos puedan entrenarse y prepararse de la misma manera para llegar bien a los Juegos.

P: ¿Qué pasaría si el verano próximo sigue sin estar controlado el coronavirus?

R: No soy médico, pero si dentro de un año el coronavirus sigue igual poco importarían los Juegos Olímpicos. Tendríamos una pandemia con un desgaste brutal en toda la humanidad y estoy convencido de que los científicos encontrarán la manera de arreglar la pandemia. Espero que podamos ir a los Juegos con el tema de la salud totalmente controlado.

P: ¿Estaba el COI más preparado que otras organizaciones teniendo un fondo de contingencia por si se aplazaba todo? Hay competiciones que parece que quieren volver cueste lo que cueste.

R: Nadie quiere que se aplace nada porque los costos son enormes. Lo que está pasando con las distintas competiciones no se puede comparar con los Juegos Olímpicos. Nosotros reunimos a más de 11.600 deportistas en una Villa Olímpica y hay 20.000 personas trabajando y dos millones de personas entrando en el país. No tiene nada que ver lo que nosotros hacemos con otras organizaciones deportivas. No tengo los datos, pero un cambio de fechas ocasiona un gran gasto para el Comité Organizador evidentemente. El movimiento olímpico tiene la suerte de gozar de mucha salud.

P: ¿Qué va a pasar con las becas ADO?

R: Los deportistas no tienen que tener ninguna preocupación en ese sentido. Hemos hablado con la Secretaria de Estado y las becas se van a mantener. En realidad se va a trasladar el programa ADO un año más. Este año será atípico porque este programa olímpico va a durar cinco años en lugar de los cuatro habituales. Hay un compromiso para que los deportistas mantengan sus becas.

P: ¿Cómo ve la crisis que hay en el fútbol?

R: El fútbol está buscando el punto de encuentro y está costando. Tienen que ponerse de acuerdo por la importancia que tiene en el país y porque caminar juntos les ayudará a encontrar una financiación. Tienen que respetar las competencias de cada uno y deben encontrar una solución.

P: ¿Qué puede hacer el deporte para contribuir en esta situación?

R: El deporte en este momento ha dado una muestra impresionante. Hay que ver los vídeos de los deportistas para entender el gran ejemplo de solidaridad que han dado con la sociedad. El deporte hace patria y en este momento el deporte lo demuestra.

P: La crisis suele afectar y mucho a las federaciones pequeñas…

R: Va a ser duro para toda la sociedad. Está parado todo el país y a la vuelta los técnicos tendrán que dimensionar dónde estamos y ponernos a trabajar en ello. El deporte tenemos que pensar en las Federaciones como algo etéreo, sino que los clubes son empresas que tienen trabajadores y hay que ayudarles también. Todos vamos a sufrir, pero el día en que esto se acabe debemos ponernos todos a una a sacar de la crisis a este maravilloso país que es España.

P: ¿Están nuestros politicos a la altura de la pandemia?

R: Por lo que lees y escuchas en todo el mundo, la pandemia ha sido algo inesperado, algo imprevisto y esto no se podía controlar. El Gobierno español está haciendo lo que tiene que hacer que es intentar poner las normas para que todo el mundo esté en su casa y disminuir el riesgo de contagiados para que haya menos muertos. Hablar a toro pasado es muy fácil, pero hay que tomar decisiones. Pienso que debe haber un grupo de expertos científicos que están valorando la situación de los infectados y que se están tomando las decisiones para parar al coronavirus. Yo no tengo ninguna duda de que aunque no nos gusten las medidas que se están tomando son las que se deben hacer porque están avaladas por científicos.

P: En otros países sí que están dejando salir a la gente a hacer deporte y aquí hay muchos practicantes regulares…

R: Así es. En España hay 26 millones de personas que practican el deporte y hemos visto varias posibilidades en diversos países. Lo que estamos viendo también es que los que abrieron la mano más ahora la están cerrando una vez que la pandemia va a más. Yo creo que juzgar ahora lo que ha hecho el Gobierno español en estado negativo no es positivo. Ahora hay que respetar, acatar y una vez que pase eso veremos si las decisiones tomadas han sido buenas o malas. Repito que hay que tomarlas ahora y hay un número de muertos altísimo. Ante esta situación, las medidas deben ser las más estrictas posibles, no tengo ninguna duda.

P: Que se hagan un año después los Juegos va a dar más o menos posibilidades de medallas a España…

R: Hablar de lo que va a pasar en el 21 es complicado. En mi pensamiento lo primero es acabar con la pandemia, luego volver a los entrenamientos y normalizar las competiciones. Hay tiempo para hacer una buena preparación, pero hay que pensar en qué situación estamos cuando se comience todo. A partir de ahí intentaremos coger la velocidad de crucero y cuando se acerque la fecha podremos hacer una previsión más aproximada de lo que podemos esperar de los Juegos. Para eso faltan los primeros pasos, que no dependen de nosotros, y por eso sólo podemos ir pensando poco a poco.

P: ¿Va a perder el deporte humanidad con los campos previsiblemente vacíos? 

R: Todo el mundo quiere que las competiciones se reanuden, nadie lo duda, pero todo el mundo quiere que se reanude con todos los actores y uno de ellos no va a estar. Igual de importante que son los jugadores, los espectadores también lo son y creo que la vida real estará completamente normalizada cuando podamos volver a ver público en los estadios. Probablemente haya que hacer un paso intermedio que es reanudar las competiciones sin espectadores, pero ojalá y esto dure muy poco.

Lo último en Deportes

Últimas noticias