Hogar

El simple gesto que debes hacer para ahorrar en calefacción

Ahorrar en calefacción

Con la bajada generalizada de las temperaturas y el alto coste de la energía, seguro que una de las cosas que más te preocupan este invierno es la de ahorrar en calefacción. Pues bien, más allá de tener una caldera eficiente y poner la calefacción a una temperatura adecuada, hay un gesto muy simple que te puede ayudar a ahorrar dinero a final de mes.

Las claves para purgar los radiadores

¿Sabes de qué estamos hablando? De purgar los radiadores. Se trata de sacar el aire que hayan podido acumular después de estar todo el verano sin utilizarse. Para comprobar si hay aire en los radiadores, solo tienes que abrir la llave con una moneda, poner un vaso bajo la llave y esperar hasta que salga un poco de agua. De esta manera, ya sabes que en los radiadores no hay aire y que van a funcionar como es debido.

En caso de que tengan aire acumulado, al sacarlo tienes que llenar de agua hasta alcanzar la presión recomendada de la caldera, entorno a 1,2 bares. Según vayas purgando todos los radiadores de la casa, si casi no tenían aire, lo vas a notar muy poco. Pero si, por el contrario, tenían mucho aire acumulado, verás que la presión vuelve a bajar y tendrás que volver a llenar.

Lo ideal es que hagas esta operación de dos en dos radiadores. Es decir, realiza el purgado dos radiadores, ve a la caldera para comprobar que la presión se mantiene en los niveles adecuados, y continúa con el resto. Es lo que aconsejan los expertos para asegurarse de que la presión no baja mientras se purgan los radiadores y de que no vuelve a entrar aire.

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) señalan que para saber si es necesario realizar el purgado de los radiadores, «un síntoma clave es que oigas ruidos extraños en el sistema, como gorgoteos. No obstante, la forma más clara de ‘sentirlo’ es si al tocar el radiador, la parte superior está más fría que la inferior, ya que el aire tiende a subir».

Lo ideal es hacer el purgado de los radiadores antes del primer encendido de la caldera cuando ésta se va a empezar a utilizar para la calefacción y no solo para el agua caliente. Es un gesto muy simple que te puede ayudar a ahorrar dinero a final de mes porque permite que los radiadores funcionen a pleno rendimiento.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias