Arte

El museo del arte de Otsuka, reproducciones de obras maestras del arte

museo del arte de Otsuka
El museo de arte de Ōtsuka, de Japón, o también nombrado museo de las falsificaciones, es algo curioso.

El museo de arte de Ōtsuka, de Japón, o también nombrado museo de las falsificaciones, es algo curioso.

El museo de arte de Ōtsuka, de Japón, o también nombrado museo de las falsificaciones, es algo curioso porque es de los pocos del mundo que está formado exclusivamente por una gran exposición de reproducciones de obras maestras del arte. De esta manera, aunque no son las auténticas, puedes pasearte y es como si estuvieras en miles de museos a la vez.

Este museo engloba un total de 30 000 m², donde se incluyen exponentes del arte de toda la historia, como la capilla sixtina, la capilla de los Scrovegni de Padua, el triclinium de la Villa de los misterios y el Guernica. ​

Hay más porque entre las pinturas también están La última cena de Leonardo da Vinci, la Mona Lisa, El nacimiento de Venus o una sala de Vermeer.

Objetivos del museo

Lo que pretende es acercar el arte occidental a la población japonesa y la preservación de obras maestras, ya que es de señalar que las pinturas están duplicadas en su tamaño real. También están reproducidas sobre lienzos especiales de cerámica para que puedan conservarse mejor al paso de los años.

El más grande y caro del país

Otra de las peculiaridades de este museo es que es el más caro de Japón, pues la entrada cuesta uno 3.000 yenes. Mientras que també se trata del más grande dado la fastuosidad de las obras expuestas a tamaño real.

Un robot hace de guía

Para realizar una réplica de estas obras fielmente se basan en una operación de transferencia-impresión a partir de fotografías antes de ser cocidas y después retocadas. Pero lo más sorprendente del museo, además de las falsificaciones de sus obras, es que los japoneses se adelantan al tiempo, algo que veremos próximamente, ya que el robot Mr Art es el encargado de conducir las visitas guiadas de una hora a través de las diversas galerías a los visitantes.

Hay más museos parecidos

No es el único museo de tales características del mundo. Podemos citar el museo de copias de Viena que además acoge las anécdotas de los falsificadores y sus falsificaciones. En China hubo también un museo parecido pero cerró, fruto del esfuerzo del país en dejar de ser una potencia mundial de las imitaciones para ser mucho más.

 

Temas

Lo último en Curiosidades