Historia

Así era el maquillaje en el antiguo Egipto: curiosidades y características

Maquillaje Egipto
Descubrimos cómo era el maquillaje en el Antiguo Egipto

El Antiguo Egipto la civilización desarrollada a partir del 5.500 a.C. a orillas del Nilo y que atrajo la atención de todo el Mediterráneo fue un ejemplo de una civilización avanzada a pesar de la posición temporal, una civilización rica en cultura e ingenio en todos los campos y no menos en el campo estético. Conozcamos ahora como era el maquillaje en el antiguo Egipto: curiosidades y características.

Así era el maquillaje en el antiguo Egipto: curiosidades y características

Varios hallazgos han hecho pensar que la civilización egipcia fue el hogar por excelencia de la cosmética. A diferencia de los sumerios, los egipcios tenían un gran respeto por las prácticas cosméticas, y le daban al maquillaje un profundo significado religioso, tanto que contemplaban dos deidades involucradas en la cosmética, una era Bes, protectora de la cosmética y la otra era Thot, dios de la sabiduría quien presidió la elaboración de perfumes y cosméticos. El maquillaje, por tanto, no se utilizaba simplemente con fines estéticos, sino que durante las ceremonias religiosas tenía la función específica de conectarse con las deidades.

¿Pero cómo era ese maquillaje que se utilizaba en el antiguo egipto? Pues elaborado a partir de ingredientes naturales que servían principalmente para maquillar los ojos, las pestañas y también los labios así como las uñas.

Los maquilladores del Antiguo Egipto

Productos variados ya que toda mujer egipcia poseía secretos de belleza para mantener su encanto, secretos que llevaba consigo al más allá. Bien sabemos que los egipcios contemplaban una vida después de la muerte, concebida como una continuación de usos y costumbres de la vida terrena y entre los diversos objetos hallados en las tumbas se encuentran, entre otros, cofres que contienen cremas, lápices labiales, sombras de ojos y así sucesivamente. También se encontraron en las pirámides papiros que atestiguan la existencia de verdaderos profesionales de la belleza ya en ese momento, los cuáles tenían tareas muy específicas como «guardianes de lápices cosméticos», «maquilladores de reyes», «vigilantes del cofre de los cosméticos», y papiros con fórmulas secretas de ungüentos para reafirmar los tejidos y combatir las arrugas y el enrojecimiento.

Cómo se cuidaban los egipcios

Para los egipcios el cuidado del cuerpo, muy importante, ya comenzaba por la mañana, solían afeitarse todo el cuerpo, a esto le seguía un baño con agua y carbonato de cal natural, luego de lo cual se frotaba el cuerpo con aceites emolientes enriquecidos con esencias perfumadas. En cuanto a las mujeres egipcias, tenían un auténtico estuche de belleza con, más o menos, todo lo que encontramos en el nuestro hoy, a saber, pinzas depilatorias, planchas de pelo, sets de manicura, cremas, perfumes y aceites.

Además, cada mujer poseía un pequeño mortero donde preparaba khol, el famoso pigmento negro con el que solían maquillarse los ojos y trazar las cejas. Este era un pigmento negro o verde que se extraía de la galena negra y la malaquita verde, respectivamente. Los ingredientes utilizados para las diversas preparaciones eran principalmente de origen vegetal como canela, salvia, mirto, coco y aceites de oliva, todos mezclados con grasas animales, aunque había algunos ingredientes bastante extraños como estiércol, huesos molidos y sangre animal.

Para maquillar los labios, utilizaban un tinte que elaboraban a partir de la mezcla entre ocre rojo y óxido de hierro natural y que les servía también para maquillar o aportar algo de rubor a las mejillas.

La cosmética egipcia, sin embargo, no se limitaba a maquillajes o perfumes, de hecho también consistía en pintar las uñas, operación que hacían tanto hombres como mujeres aplicando sobre ellas henna, además de remedios contra la calvicie y la halitosis.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias