Escritores

5 datos de Gustavo Adolfo Bécquer

Gustavo Adolfo Bécquer
La vida del escritor no fue fácil.

Conocido por todos como Gustavo Adolfo Bécquer, obtuvo realmente prestigio tras su muerte.

Fue un escritor romántico, precisamente porque vivió en la época del romanticismo, el máximo esplendor en las artes. Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida, que es como se llamaba realmente, aunque es conocido por todos como Gustavo Adolfo Bécquer, obtuvo realmente prestigio tras su muerte.

Vamos a conocer un poco más sobre la vida de este escritor, en diversos datos. Descubre sus curiosidades.

Tuvo una musa

Todo escritor tiene una musa que es quien le lleva a escribir. La de Gustavo Adolfo Bécquer fue  Josefina Espín, una bella señorita de ojos azules de la que se enamoró. Entonces empezó a escribir las primeras Rimas, como Tu pupila es azul, pero la relación no prosperó porque ella aspiraba a algo mejor al no gustarle la vida bohemia del escritor.

Quedó huérfano

La vida del escritor no fue fácil. Primero, con cinco años, se quedó huérfano de padre y en  1847, muerta su madre y cerrado el Colegio de San Telmo, quien decide hacerse cargo de Gustavo Adolfo fue su madrina, Manuela Monahay, muy aficionada a la lectura de los autores románticos.

También fue dibujante

Aunque su obra literaria es la que le ha llevado a la posteridad, como de niño estuvo rodeado de lienzos y dibujos de su padre, hizo que él también pintara. De sus dibujos destacó su gran técnica y pudo reflejar bien la vida y la muerte. También realizó dibujos en donde representa sus mundos imaginarios reflejados en sus Rimas y Leyendas.

Las “rimas” se perdieron

Bécquer entregó el original de sus poemas ‘rimas’ a González Bravo para que las pudiera publicar. Pero en aquellos años se produjeron varios movimientos revolucionarios y el  manuscrito se perdió. Posteriormente, el poeta tuvo que volver a realizar sus rimas y las introduce en “El libro de los Gorriones”.

Murió joven

El escritor cogió varias enfermedades, entre ellas la tuberculosis, uno de los principales problemas que desembocaron en su muerte. Murió joven y además algo desapercibido, pues no muchos se acordaron en el poeta que ya había desparecido. Pero sus amigos no lo olvidaron, y el día siguiente a su entierro, acordaron recopilar, ordenar y publicar toda su obra, que aparecería con el título de “Obras”.

Temas

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias